Sube el porcentaje de vascos contrarios a la independencia

0
IMQ – Nov 18
entreseccion_noticia

(EFE).- El porcentaje de vascos contrarios a la independencia ha subido cuatro puntos desde marzo y se sitúa en el 37 %, mientras que el de partidarios también se ha incrementado aunque en menor medida al pasar del 21 al 22 %.


Estos datos se recogen en el Sociómetro Vasco de diciembre, elaborado por el Gabinete de Prospección Sociológica de la Presidencia del Gobierno Vasco, en el que se incluyen las opiniones de los ciudadanos de Euskadi en temas relacionados con la política, la economía y los asuntos sociales.

En el sondeo se pregunta sobre la independencia del País Vasco, opción que prácticamente mantiene sus apoyos (22 % frente a 21 % en marzo). Los detractores de la independencia crecen en cuatro puntos y son el 37 %, mientras que el 29 % dice que estaría o no de acuerdo según las circunstancias y el 13 % no se pronuncia.

MotorGorbea 18

Además, el 71 % de los encuestados apoyan los referendos para decidir temas políticos importantes.

En cuanto a la valoración de los líderes políticos, el lehendakari sigue siendo el que recibe una mejor puntuación y el único que aprueba (5,4), seguido del presidente del PNV, Andoni Ortuzar (4,7), y de los dirigentes de Podemos Euskadi, Lander Martínez (4,1), EH Bildu, Arnaldo Otegi (4), PSE-EE, Idoia Mendia (4) y del PP, Alfonso Alonso, (1,9).

El partido que mayor simpatía genera es el PNV (4,7). Por detrás se sitúan EH Bildu y Elkarrekin Podemos (3,7 ambos), PSE-EE (3,5), Ciudadanos (1,6) y el PP (1,5).

El 66 % de los vascos opina que ningún partido ofrece soluciones realmente novedosas y el 38 % cree que son todos iguales. Un 41 % se siente libre para hablar de política con todo el mundo, otro 40 % solo con ciertas personas y un 14 % con casi nadie.

La valoración de la situación económica de Euskadi mantiene su tendencia positiva iniciada en 2013. Un 66 % de la población considera que la situación es buena o muy buena, el mejor dato desde el año 2007. Contrasta con la opinión sobre la situación en el conjunto de España, que sigue siendo mala o muy mala (77 %).

En cuanto al panorama político en el País Vasco, es bueno o muy bueno para el 57 %, mientras que el de España es malo o muy malo para el 80 %.

Los principales problemas siguen siendo los relacionados con el mercado laboral (un 66 % los sitúa entre los tres principales) y por debajo están la vivienda y los desahucios (14 %), la pensiones (13 %), y la inmigración y los problemas relacionados con ella (12 %).

Mientras que los problemas relativos al empleo han ido bajando en importancia desde 2014, los relacionados con la inmigración experimentan una subida de cinco puntos desde el mes de mayo y se sitúan en niveles similares a 2010.

Hay un apoyo mayoritario y creciente (82 %) al sistema democrático y durante el último año más de la mitad de la población (58 %) ha participado en alguna acción política o social.

El sentimiento predominante respecto a la política sigue siendo la desconfianza, expresada por cinco de cada diez personas entrevistadas (52%), aunque ha mejorado ligeramente respecto a 2015, cuando era del 57 %.

Los sentimientos que prevalecen a continuación son el aburrimiento (31 %), la irritación (28 %) y la indiferencia (27 %). Únicamente un 20 % señala el interés como sentimiento predominante y un 16 % el compromiso. Un 55 % afirma ir a votar en todas las elecciones y un 16% algunas veces sí y otras no.

Las instituciones en las que más confía la ciudadanía son los más cercanas: Gobierno Vasco y ayuntamientos (el 67 % tienden a confiar, en ambos casos), Parlamento Vasco (63 %) y diputaciones (62%).

Sin embargo, el Congreso de los Diputados (19 %), los Bancos (15 %), los partidos políticos (14 %) y la monarquía española (12 %) son los que ofrecen menor confianza.

En el sondeo también se pregunta sobre la eutanasia y un 69 % de la población cree que se puede tolerar en alguna medida ayudar a morir a un enfermo incurable que lo solicita y un 25 % dice que no se puede tolerar. La posición favorable a la eutanasia ha decrecido los tres últimos años.

En cuanto a la propuesta de suprimir el cambio de horario hecha desde el Consejo de Europa, el 24 % prefiere continuar como hasta ahora y al resto le es indiferente.

Un 57 % apuesta por mantener el horario de verano, solo un 13 % está a favor de quedarse con el horario de invierno y a un 22 % le es indiferente.

El sondeo se llevó a cabo con entrevistas domiciliarias a 2.170 personas entre el 25 de septiembre y el 6 de octubre. EFE

Compartir

Dejar respuesta