6 declaraciones de vecinos de Maroto en Sotosalbos (Segovia) ¡Cabreo!

0
sotosalbos
Motor Gorbea – Sept 19
entreseccion_noticia

EFE.- Los vecinos de la pequeña localidad de Sotosalbos, a veintidós kilómetros de Segovia, están molestos y ofendidos. Dedican gran parte de su tiempo a promocionar los atractivos de su pueblo, como su bella iglesia románica del siglo XII o su lechazo.

Pero, al final, el interés mediático lo ha despertado Javier Maroto, quien ni está ni se le espera.

Sotosalbos es un buen ejemplo de esos pequeños pueblos de Castilla y León, azotados por la despoblación que luchan por mantenerse en el mapa y con un consultorio médico abierto tres días a la semana. Para las urgencias, hay que desplazarse a Navafría o a Segovia.

ETL – Sept 19

Javier Maroto, vicesecretario nacional de Organización del PP y exalcalde de Vitoria, el más conocido de todos ellos, aunque ninguno lo haya visto por allí.

Maroto se presentó como candidato por Álava al Congreso de los Diputados pero no consiguió votos suficientes en las pasadas elecciones y se quedó fuera del parlamento nacional.

La solución que encontró la dirección nacional del PP a su situación fue que Maroto se empadronase en cualquier municipio de Castilla y León, por ejemplo en Sotosalbos, para que el PP de esta Comunidad pudiera proponerle como senador autonómico, una propuesta que salió finalmente adelante no exenta de polémica a nivel político, pero especialmente en esta pequeña localidad.

1.- «Nadie le ha visto por aquí, ni esperamos verle», declara a la Agencia Efe un empleado del único de los cuatro restaurantes que abren todo el año en esta localidad dedicaba, principalmente, a la ganadería, la hostelería y el turismo.

2.- El enfado entre ellos es «mayúsculo», según cuenta otro vecino, quien recuerda la defensa que ha hecho Maroto para la anexión del Condado de Treviño a Álava.

3.- «¿Qué viene a defender éste a Castilla y León?», se pregunta, y añade: «lo que no querían en el País Vasco nos lo meten aquí. No creo que un vasco hubiese aceptado a un castellanoleonés como su representante en el Senado».

4.- Y sobre la vivienda en la que Maroto se ha empadronado, todo el pueblo lo tiene claro, relata otro vecino: «en una de las casas de dos amigos que tiene aquí, pero que tampoco viven aquí, sino en Madrid. Solo vienen de vez en cuando, como mucho».

5.- Critican que Sotosalbos se haya convertido en una «especie de capricho de Pablo Casado» que quiere convertir a Castilla y León en el «cortijo de Génova», e indican que en política «no todo vale».

Ninguno de los vecinos con los que ha hablado Efe incluye en esas críticas al alcalde de la localidad, Feliciano Isabel Jimeno (PP), de quien dicen que ha hecho mucho por este pueblo y ahora «se está comiendo este marrón».

Y recuerdan que el único concejal del PSOE -la corporación tiene cuatro ediles del PP y uno del PSOE- tampoco vive ni tiene casa allí.

En declaraciones a Efe, el alcalde ha explicado que todos los empadronamientos realizados en el pueblo cumplen la ley y, sobre la exigencia del PSOE de que anule el empadronamiento de Maroto, ha explicado que cuando llegue oficialmente esa petición «se hará lo que se tenga que hacer».

Mientras tanto, Sotosalbos continua con sus rutinas, un tanto alteradas estos días y no solo por el empadronamiento de Maroto.

En verano triplica su población y la quincena de niños que durante todo el año se trasladan a Torrecaballero para asistir a la escuela tienen ahora más compañeros de juegos.

Además, el 3 de agosto comienzan las fiestas de María Magdalena que se prolongarán durante una semana.

«No le dirán nada»

6.- Tal vez un buen momento para que Javier Maroto se dé una vuelta por allí, aunque los vecinos lo tiene claro. Si algún día se acerca al pueblo, no le dirán nada. EFE

Compartir

Dejar respuesta