terminal Aeropuerto de Foronda Vitoria-Gasteiz
torre de control

Sorpresa, puesto que no es habitual.

El tráfico de mercancías bajó un 3,8 % en octubre en el aeropuerto vitoriano de Foronda con respecto al mismo mes del pasado año, con 6.138 toneladas, un descenso que se queda en el 1,2 % si se compara con septiembre de 2019, previo a la pandemia.

Según los datos publicados este viernes por Aena, entre enero y octubre pasaron por este aeropuerto 59.421 toneladas de carga, un 15,8 % más que en el mismo periodo de 2020 y un 11,4 % por encima de las que entraron y salieron en 2019 de sus instalaciones.

Con estos números, Foronda se mantiene como el cuarto aeropuerto de España en volumen de carga, por detrás de Madrid-Barajas, Zaragoza y Barcelona.

El número de pasajeros que utilizaron Foronda en octubre, 20.743, supone un 496,7 % más que los del mismo mes del año pasado cuando había restricciones en la movilidad por el coronavirus. En comparación con 2019 el movimiento de pasajeros subió un 26,4 %.

En el acumulado de los diez primeros meses del año han pasado por Foronda 98.434 usuarios, un 142,8 % más que entre los mismos meses de 2020, pero un 35,3 % menos que en el mismo periodo de 2019.

En cuanto al número de operaciones, en octubre se registraron 1.193, un 10,1 % más que en 2020 y un 20 % más que en 2019. Entre enero y octubre se contabilizaron 10.535 aterrizajes y despegues, un 25,8 % más que en los diez primeros meses del año pasado y un 14 % más que en el mismo periodo de 2019.

Itxaso subraya la apuesta por hacer Álava atractiva para las empresas

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, ha asegurado que las distintas administraciones públicas tienen que crear las condiciones necesarias para que Álava «resulte atractiva para las empresas».

Itxaso ha presidido este viernes la toma de posesión del nuevo subdelegado del Gobierno en Álava, Javier Sáez.

En su intervención, Itxaso ha dicho que en ese camino para hacer de Álava un territorio atractivo «radica la decidida apuesta del Gobierno por el aeropuerto de Foronda y por la llegada del tren de alta velocidad, porque el TAV, que no lo dude nadie, llegará, aunque inicialmente pueda parar en una estación provisional».

Sáez ha recordado el fin del terrorismo hace una década y ha advertido de que no se puede permitir «el olvido de esta parte siniestra de la historia porque constituye un legado» que se debe transmitir a las futuras generaciones «para que nunca jamás vuelva a ocurrir algo semejante». EFE


Compartir

Dejar respuesta