El director deportivo del Alavés, Sergio Fernández, explicó este lunes que espera incorporar este verano cuatro o cinco jugadores, además de las llegadas de Carlos Isaac y Toni Moya, aunque el club reconoce «la dificultad» del mercado estival de este año.

El responsable de la Secretaría Técnica del club vitoriano repasó la actualidad de la plantilla y apuntó que si no consiguen incorporar el número de jugadores que desean «hay jóvenes preparados para compensar la inexperiencia con la ilusión y las ganas de abrirse camino en el panorama futbolístico».

Preguntado por las posibilidades de renovación de Rodrigo Ely, Fernández reconoció no tener muchas esperanzas.

«La situación económica y deportiva del club es la que es y tenemos que actuar en consecuencia», informó sobre la situación de un jugador que quieren que continúe en el equipo pero, matizó, «las circunstancias mandan» y tendrán que actuar con los tiempos para tomar las mejores decisiones.

Analizó que «el mercado está complicado y difícil», pero prometió que volverán a tener «un equipo competitivo».

No descartó a ninguno de los tres cedidos más destacados de la pasada campaña, Florian Lejeune, Rodrigo Battaglia y Facundo Pellistri, aunque reconoció que «su buen rendimiento hace que sea difícil su continuidad».

Por otro, afirmó con rotundidad que el Alavés no ha recibido ninguna oferta por ninguno de sus jugadores y desveló que el panameño José Luis Rodríguez está llamado a ser «un jugador importante» la próxima temporada en el equipo.

«Tenemos esperanzas puestas en la aportación que pueda hacer de cara a la temporada que viene», añadió.


Compartir

Dejar respuesta