cuidadoras mayor dependencia pensión

El diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, ha expresado que los datos de la situación de las residencias de Álava en relación a la COVID-19 indican una «clara tendencia a la mejoría» de los centros, con «más recuperados y menos contagiados cada día».

A pesar de que las cifras mejoran, Sola ha apostado por «seguir actuando con «la máxima precaución y prudencia» al lamentar una nueva defunción comunicada ayer.

El mandatario foral ha informado de que la Diputación ha adquirido en los últimos días 190.000 equipos de protección individual (Epi) destinados a proteger a los trabajadores de las residencias y diversos recursos sociales del territorio.

Concretamente, se trata de 70.000 mascarillas del tipo Fpp2, 90.000 pares de guantes de nitrilo, 30.000 batas desechables y 3.000 batas reutilizables a las que se sumarán otras 7.000 a lo largo de esta semana.

Sola ha cifrado en 246.000 los equipos de protección individual aprovisionados desde el inicio de la crisis y ha reiterado que «la protección del personal» sociosanitario es una de sus «prioridades» por lo que el Instituto Foral de Bienestar Social seguirá acudiendo a proveedores «tanto internos como internacionales» para contar con «los Epi necesarios».

La Diputación alavesa mantiene «contacto permanente con 3.000 personas» usuarias de centros y recursos sociales que se encuentran cerrados desde el inicio del estado de alarma y que ahora permanecen en sus domicilios para ofrecerles asesoramiento, apoyo y orientación «en esta situación de incertidumbre»

Se trata de «colectivos vulnerables» que engloban a personas mayores, discapacitados, menores en situación de desprotección, acogimiento familiar, usuarios de centros de día y mujeres víctimas de violencia de género, entre otros.

Sola ha contado que, entre otro apoyos, se les ofrece ayuda emocional, asistencia psicológica, terapias y organización familiar, coordinación con el ámbito sanitario, refuerzos pedagógicos, así como los servicios de Etxean Zurekin y el servicio de ayuda a domicilio.

Por último, ha informado de que los trabajadores de Indesa han vuelto al trabajo en actividades tales como los talleres industriales y determinadas labores de jardinería, a los que se sumarán a futuro lo empleados en lo viveros de Arbulo.EFE


Compartir

Dejar respuesta