foto irekia

Este mes de octubre se cumplen 40 años del inicio del despliegue de la Ertzaintza, cuya primera labor fue la guarda y custodia de las principales instituciones de Euskadi: Parlamento, sede del Gobierno, diputaciones, casas de juntas y la residencia oficial del lehendakari, el Palacio Ajuria-Enea.

El mes oficial del nacimiento de la Policía vasca es febrero de 1982, ya que fue entonces cuando la primera promoción de alumnos -todos hombres- ingresaron en una Academia de Policía de Arkaute aún en obras, según ha recordado este lunes el Departamento de Seguridad.

En octubre de ese mismo año y tras haber completado su formación en Arkaute, 212 agentes de aquella primera promoción de la Ertzaintza se hicieron cargo de la custodia de los edificios institucionales de Euskadi.

Un segundo grupo de agentes de aquella promoción de 1982 continuaron su instrucción durante varios meses y recibieron formación específica en materia de tráfico y transportes. Estos agentes formaron en febrero de 1983 las primeras unidades de tráfico de la Ertzaintza.

Aunque la fecha oficial de creación de la Ertzainza es 1982, dos años antes, en 1980 el Gobierno Vasco había puesto en marcha el cuerpo de Berrozis y había construido las instalaciones para su formación en el pequeño pueblo alavés del mismo nombre (Berrozi).

Estos agentes surgieron para proteger al lehendakari y a los consejeros del Gobierno Vasco. Con el tiempo, Berrozi pasó a ser una unidad más de la Ertzaintza.

Cuarenta años después la Ertzaintza continúa con las tareas de protección de las principales autoridades vascas y con el control de la vigilancia de todos los edificios públicos e institucionales. La primera unidad -Berrozi- cuenta con 136 agentes y en la «Unidad de Seguridad de Edificios» hay destinados 108. EFE



Dejar respuesta