El Departamento vasco de Salud ha contabilizado en las últimas horas, a pocas horas de que Euskadi pase a la fase 3 de la desescalada, 7 nuevos fallecidos por coronavirus, 4 más que los registrados en el anterior balance, mientras que se han detectado otros 4 casos positivos por PCR, los mismos que figuraban en el dato difundido ayer.

Con estos nuevos casos notificados, la cifra de fallecidos por la COVID-19 desde el inicio de la pandemia es de 1.571, y la de personas contagiadas se eleva hasta las 20.117, según las cifras facilitadas este sábado en rueda de prensa por la consejera de Salud, Nekane Murga. Se ha producido un nuevo ingreso hospitalario y son 17 los enfermos que permanecen en las UCI, 4 menos que el día previo.

Estos datos demuestran, ha subrayado la consejera, una tendencia positiva de la evolución de la pandemia por lo que «nadie duda» de que Euskadi cumple con todos los requisitos para seguir avananzando en la desescalada pero «sin bajar la guardia» y respetando la distancia de seguridad de 2 metros, la utilización de mascarillas y manteniendo una higiene estricta de manos.

Además, un total de 16.923 contagiados se han recuperado de la enfermedad después de que en las últimas horas se hayan curado 70, lo que supone un 84,1 % del total de casos positivos.

En Gipuzkoa no se han registrado positivos por PCR, con lo que ya son 17 días consecutivos sin nuevos casos, y el número total de personas que se ha infectado es de 2.313.

En Álava se ha detectado 1 en Vitoria, uno menos que en el anterior boletín, lo que eleva la cifra de contagios en este territorio a 3.019.

Bizkaia ha sumado otros tres contagios por PCR, dos más, en Bilbao, Alonsotegi y Busturia y acumula el mayor número de infectados con 7.620. La tasa R0, que mide el número de contagios que provoca un enfermo ha bajado cuatro décimas y se sitúa en 0,72 .

En las últimas horas se han hecho un total de 4.009 pruebas de detección del coronavirus, de las que 2.708 han sido PCR y 1.301 test rápidos, que miden la inmunidad adquirida o los anticuerpos generados por una persona y pueden indicar una infección pasada.

A preguntas de los periodistas, la consejera se ha referido a la segunda oleada del estudio de seroprevalencia del Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) que reduce ligeramente, respecto a los primeros datos que se dieron, el porcentaje de vascos que han desarrollado anticuerpos ante el coronavirus COVID-19, que baja del 4,0 al 3,7 %.

Murga ha explicado que este estudio demuestra que un porcentaje bajo de la población puede generar una importante demanda de recursos sanitarios, por lo que hay que estar «alerta» y también que el contagio fue menor de lo que se creía y que no se deben reducir las medidas para evitar la transmisión dado que hay muchas personas que no tienen inmunidad.

En relación a las diferencias de los datos de fallecidos que ofrece diariamente el Ministerio de Sanidad y el Departamento de Salud, la consejera ha reconocido esta «controversia» porque ambas administraciones contabilizan «lo mismo pero de forma diferente y en ocasiones valorando aspectos diferentes».

Así, ha explicado que el criterio del Departamento es contabilizar todas las personas que fallecen que en los 60 días previos han tenido una prueba de PCR positiva, un método que se ha mantenido a lo largo de toda la pandemia.

Ha puesto un ejemplo: en Euskadi se notificaron diez fallecimientos el pasado 2 de junio.

En cuatro de estos casos estaba claro que la causa de la muerte estaba relacionada directamente con la COVID-19. Otros tres sufrieron un agravamiento de una enfermedad previa y fallecieron «claramente» por el virus y en los tres restantes no está tan claro si el empeoramiento de sus patologías y la muerte se debiera al coronavirus.

Todas estas precisiones, que se envían al Ministerio, hacen que haya esa «discordancia» de datos porque se contabilizan «cosas diferentes», ha subrayado.

Murga ha considerado, no obstante, que el Departamento de Salud cree que su criterio es la «forma a seguir», aunque ha reconocido que en «algún momento se pueda estar sobrevalorando el número de fallecidos».

En relación a las críticas de sanitarios por la falta de material al principio de la pandemia, la consejera ha señalado que en febrero y marzo el Gobierno Vasco hizo esfuerzos «muy importantes» para su adquisición en un contexto mundial que era «difícil».

Ha indicado que ha habido dificultades para conseguir algunos materiales y ha insistido en que se están comprando estos elementos de protección para prepararse de cara a un posible rebrote en otoño, aunque el mercado, ha dicho, no depende exclusivamente del Gobierno Vasco.


Compartir

2 Comentarios

  1. Y porque no hacen los test de seroprevalencia a todo el mundo??? Como han hecho en Tomelloso…no solo cogiendo 4 personas…con todos los q se han contagiado…..En Osakidetza hay medios para hacerlo….

  2. En estos momentos no se si es aceptable la frase «Por coronavirus » pienso que debería ser «con coronavirus»
    Por otro lado sabemos que muy pocos de los que llevan tiempo en las UCI vivirán ó pasaran a planta y en que estado , pero no sabemos cuantos nuevos infectados tienen que pasar a las UCI.

Dejar respuesta