Cuatro hombres han sido detenidos por la Ertzaintza en San Sebastián por dos robos con violencia perpetrados en las primeras horas de las fiestas de Semana Grande.

Agentes de la Ertzaintza han detenido en las últimas horas a cuatro hombres como presuntos autores de dos robos con violencia perpetrados en Donostia-San Sebastián. Los arrestados asaltaron a sus víctimas con violencia para arrebatarles las cadenas de oro que portaban. Los robos se perpetraron la noche de ayer en el Paseo de La Concha y esta mañana en la Parte Vieja de la capital guipuzcoana.

Tanto Ertzaintza como Guardia Municipal han establecido un operativo conjunto para garantizar la seguridad de los ciudadanos durante la Aste Nagusia.

El primer asalto se produjo a las once y media de la noche de ayer, sábado, en el Paseo de La Concha donde dos individuos entablaron conversación con un hombre al que trataron de derribar con una patada. Uno de ellos trató de arrancarle la cadena de oro que llevaba, pero con ayuda de varios testigos, la víctima consiguió retener a su agresor hasta la llegada de una patrulla. El segundo implicado consiguió huir, ante la presencia policial, pero gracias a la descripción facilitada, poco después fue arrestado por una patrulla.

Los y las agentes de la Ertzaintza procedieron al arresto de los dos sospechosos, ambos de 18 años de edad, acusados de un delito de robo con violencia. A uno de los arrestados se le ocupó un spray de gas pimienta que llevaba entre sus pertenencias.

El otro incidente se ha producido a las seis y veinte de esta mañana en la Parte Vieja donostiarra donde un hombre ha alertado de cómo otro se había acercado al él para pedirle un cigarro. Al ofrecérselo otro hombre le ha abordado por la espalda y tras golpearle en el pecho le ha arrebatado dos cadenas de oro que llevaba, huyendo ambos del lugar.

La Ertzaintza ha iniciado la búsqueda de los sospechosos por las inmediaciones y poco después eran arrestados por una patrulla.  En el momento de la detención cada uno de los arrestados, de 19 y 22 años de edad, portaba también un spray de gas pimienta en sus riñoneras. Por lo que también serán sancionados administrativamente por llevar un objeto considerado como arma prohibida.

Los cuatro arrestados han sido trasladados a dependencias de la Ertzaintza para realizar las correspondientes diligencias policiales y una vez finalizadas serán puestos a disposición judicial en las próximas horas.



1 Comentario

Dejar respuesta