vitoriagasteiz

Después de la multitudinaria bajada de Celedón de ayer, los vitorianos han demostrado este viernes que tienen muchas ganas de jolgorio y han abarrotado las calles del centro de la ciudad que celebra el día grande de las fiestas en honor de su patrona, la Virgen Blanca.

No ha sido tan masivo como el inicio de las fiestas pero la procesión del Rosario de la Autora también ha congregado a miles de fieles que han acompañado por el casco antiguo de Vitoria la imagen la patrona, transportada a hombros por blusas de las cuadrillas festivas.

Hoy todo gira en torno a la patrona, cuya hornacina en la iglesia de San Miguel ha sido agasajada con numerosos ramos de flores de las distintas cuadrillas y particulares, además de con aurreskus de honor.

Las calles del centro de la ciudad han estado llenas de gente que han disfrutado del paso de numerosas charangas y de las actuaciones de muchos artistas callejeros que han llegado a Vitoria estos días para mostrar sus habilidades.

Los niños, como todos los años, han disfrutado de sus espacios y de sus espectáculos específicos, y de la compañía de la comparsa de gigantes y cabezudos, ampliada este año.

Por la tarde se ha celebrado el primer paseíllo de los blusas y neskas, que con su buen humor y música divertida han amenizado la estancia de muchas personas que disfrutaban en las terrazas de los bares colocadas estratégicamente para ver el espectáculo.

Luego más fiesta, más diversión. Conciertos como los de Código Habana y Mikel Erentxun, por ejemplo, que seguro tendránuna éxito parecido a las Tanxugueiras que esta pasada media noche hicieron gozar a una plaza de los Fueros abarrotada.

Las gallegas, como no, interpretaron su «Terra», el tema que las lanzó al a fama en el Benidorm Fest y en el que recuerdan que «esta noche hay fiesta». Esta y las siguientes en Vitoria. EFE



Dejar respuesta