Ramiro González, Diputado General de Álava
Esta semana se han producido unas curiosas declaraciones desde la Diputación Foral de Gipuzkoa. Afean y aleccionan a Álava tras el ridículo de Ramiro González que ha dado una sensación de descoordinación altísima. Hasta la consejera salió al paso de las declaraciones.
Aseguran en el territorio vecino que no prevé encontrar «ningún problema» a la hora de someter a las empleadas de las residencias de mayores a las PCR periódicas que establece el nuevo protocolo acordado en Euskadi, después de haber hecho sin contratiempos «más de 120.000 pruebas» en el sector desde julio de 2020

La portavoz foral, Eider Mendoza, hizo esta consideración a preguntas de los periodistas. Desde julio del año pasado y en colaboración con la DYA, dijo, «se han realizado más de 120.000 pruebas diagnósticas» en los centros de atención a la tercera edad «y nunca ha sido un problema», por lo que «no prevemos» que tampoco ahora «vaya a haber ningún problema».

PRIMERA LECCIÓN

Respecto a la voluntariedad de estos test preventivos y la consideración de la Diputación de Álava de que no existen instrumentos legales para que se hagan de forma obligatoria, la portavoz ha asegurado que, en el caso de Gipuzkoa, «ni siquiera» se lo han «planteado» puesto que «nunca» han encontrado trabas en la plantilla de los geriátricos.

SEGUNDA LECCIÓN

Tampoco está previsto incrementar el número de pruebas semanales a las trabajadoras no vacunadas por encima de lo fijado en el nuevo protocolo, como sí ha decidido hacer la institución foral alavesa, pues la guipuzcoana está «satisfecha» con el acuerdo alcanzado entre las tres diputaciones y el Gobierno Vasco sobre el número de PCR preventivas.

Mendoza ha advertido no obstante de que, como se ha hecho «siempre», tanto en materia de protocolos de actuación como en servicios, las acciones preventivas se irán «adaptando» a «las necesidades» que puedan surgir, «en función de la evolución» de la pandemia y de forma coordinada con Osakidetza y el departamento Vasco de Salud.

El nuevo protocolo para la vigilancia y control de la covid en los centros sociosanitarios de Euskadi que ha entrado en vigor esta semana establece que, cuando la incidencia acumulada sea igual o mayor a los 300 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días en un territorio histórico se harán PCR a los trabajadores.

Sagardui niega descoordinación en el nuevo protocolo de residencias

Ha tenido que salir a explicarse por las salidas de banco del diputado general de Álava, Ramiro González.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha remarcado que el nuevo protocolo anticovid en las residencias ha sido acordado entre las tres diputaciones y ha negado descoordinación ante el hecho de que Álava haya anunciado que hará dos en vez de una PCR semanal a los trabajadores no vacunados de estos centros.

En el caso de los empleados vacunados los test se efectuarán cada quince días, mientras que entre los que no han recibido la vacuna la frecuencia es de al menos una prueba a la semana, aunque la Diputación de Álava ha decidido que este último colectivo se someta a dos test a la semana.

Preguntada este jueves por este hecho, la consejera ha afirmado que «no hay ninguna diferencia en lo que está establecido entre los tres territorios. Es un protocolo acordado entre las tres diputaciones en coordinación con el Departamento de Salud», ha dicho Sagardui.

Ha añadido que lo que puede suceder es que debido a la evolución epidemiológica de un centro o de un territorio se tenga que adecuar el número de pruebas.

«El protocolo está establecido para los tres territorios y en función de la situación epidemiológica de un territorio o de un centro en concreto, si es necesario, se adecuará con los mismos criterios para los tres territorios», ha resumido.

OPINIÓN NORTE EXPRÉS:

«Ramiro se ha vuelto a columpiar. Ha hecho el yo más. Si el acuerdo era entre las tres diputaciones y Gobierno vasco, salir a decir yo voy a hacer más, es un tanto feo.

Que diga que serán voluntarias las PCR cuando él soltó lo de la vacunación obligatoria, y el resto de diputaciones y Urkullu dijeron que no… Una salida de tiesto, que suponemos que en Bizkaia y Gipuzkoa les habrá creado problemas.

¿Desde cuando no están haciendo PCR a las trabajadoras para que tengan que reunirse y acordar lo que han acordado esta semana?. Ahora han dicho que van a hacer. El año pasado también dijeron eso y no lo hicieron.
A Ramiro le van a poner bozal, porque cada vez que abre la boca, sube el pan».

Compartir

4 Comentarios

  1. Otra vez mas este señor, vuelve a hacer el ridículo. A ver si nos cansamos ya de tanto inútil( q en este ayuntamiento faltan manos para contarlos…)y ponemos en su lugar alguien preparado y q sepa actuar en consecuencia. Q vergüenza de gobierno…

  2. Desde luego la gestión desde DFA-IFBS es preocupante y bochornosa, El tarden R.Gonzalez-E.Sola resulta sorprendentemente ineficaz. Desde luego la labor de sus asesores que los tienen y muchos es más que cuestionable.
    Solo les salva que con su alianza con el PSOE son inertes ante cualquier cuestionamiento.
    «Manolete sino sabes torear a que te metes»

  3. Hubiera estado muy bien, que ademàs de desmarcarse con este «yo màs», hubiera dicho que el aumento de las plantillas, en centros privados y pùblicos es mas que urgente, pero eso no parece interesarle lo màs minimo.

Dejar respuesta