El TD Systems Baskonia consideró este martes que la renovación del 86 % de sus abonados para la incierta próxima campaña, en la que anunciaron que congelaban los precios, es «un éxito».

Cuando se presentó la campaña de abonados, desde el club vitoriano no ocultaron la incertidumbre que se cernía sobre la siguiente temporada debido a la pandemia de coronavirus y por eso aseguraron la devolución del abono no disfrutado.

Bajo estas premisas, algo más 8.600 seguidores seguirán vinculados al club baskonista después de que los abonados de la pasada temporada tuvieran hasta el 30 de julio para realizar los cambios pertinentes.

Desde ese momento, la entidad del Buesa Arena contabilizó 200 nuevas altas, mientras que anunció que «los abonados que todavía no hayan renovado su compromiso con TD Systems Baskonia, tienen la posibilidad de hacerlo durante las próximas semanas tanto de forma online presencial».


Compartir

Dejar respuesta