reflexiones mujeres

El curso escolar a echado a andar en ARTgia. Como tradicionalmente, los últimos días de la sala han sido los elegidos para comenzar con su propuesta expositiva y de mediación cultural.

 Oitia Ortiz de Lazkano y Amaia Ochoa han sido las encargadas de inaugurar el curso escolar con Reflexiones sobre mujeres.

Amaia Ochoa y Oitia Ortiz de Lazkano son tía y sobrina, con 38 años de diferencia quieren mostrar sus diferentes puntos de vista y sus reflexiones sobre su género.

«Queremos abrir un marco de reflexión a lo que está ocurriendo en estos momentos con respecto a la violencia ejercida hacia las mujeres. Con como nos han contado nuestra historia y como ve, cómo percibe una mujer de 17 años lo que le rodea», explican. Irantzu Lekue, coordinadora de ARTgia sorgune & aretoa ha querido poner en valor la juventud y la experiencia que hacen posible esta exposición «Oitia es la autora más joven que hemos acogido en la sala y la verdad es que la idea de que llevase a cabo este proyecto junto a Amaia me cautivó. Une dos perspectivas que suelen estar demasiado alejadas y comenzar el curso con una exposición de dos artistas de Araba que abordan un tema así nos ha parecido muy adecuado».

Amaia Ochoa y Oitia Ortiz de Lazkano proponen preguntas y buscan respuestas. «En qué punto estamos las propias mujeres, como educamos a nuestras criaturas, a nuestros compañeros, padres, amigos. Cómo cuidamos nuestros propios comportamientos, nuestro lenguaje»,  han afirmado. «Nosotras somos las primeras que tenemos que analizarnos con mucho cariño, sin culpa y sin juzgarnos como estamos actuando ante la violencia ejercida sobre nosotras». «En cuanto aceptemos nuestra propia responsabilidad en el asunto dejándonos hablar, escuchándonos con una mente, orejas, ojos y todos nuestros sentidos abiertos, entonces cambiarán las cosas».

Para las autoras resulta muy importante una idea que emana también reivindican pensadoras como Naomi Klein «Tenemos que entender de dónde venimos». Según explican, a lo largo de la historia no nos han dejado hablar ni en círculos públicos, ni en universidades, ni en parlamentos, ni en reuniones sociales. Nos han contado la historia los mismos que la han escrito, como han querido.

Así, analizando de una forma superficial pero muy gráfica seis diccionarios enciclopédicos, vemos la proporcionalidad entre hombres y mujeres que aparecen en fotos. Cuantas teorías estudiadas y desarrolladas por mujeres han salido a la luz mediante sus maridos, acalladas ellas. Tenemos que darnos cuenta de esto para que no se vuelva a repetir. Principalmente, porque no queremos pasar del  hombre explotador a la mujer explotadora. No queremos que haya explotación, para ello hay que encender la revolución anticapitalista.

«Aprovechando que anteriormente no hemos tenido palabra este es el momento de decir exactamente lo que llevamos mucho tiempo guardando. Hoy en día aunque demos la imagen de avanzar hacia la igualdad con diferentes actos, como puede ser, la manifestación del 8M (Día de la mujer trabajadora) no progresamos suficiente. La cuestión es a qué dirección está dirigiendose la lucha feminista de hoy en día. Cada vez más se contemplan las reformas del gobierno, y esto no han sido nunca el camino a la revolución».


Compartir

Dejar respuesta