Llega ya el primer gran impuesto a Vitoria

La recaudación acumulada de la Hacienda Foral de Álava ha alcanzado en abril un total de 675 millones de euros, lo que supone 17,4 millones adicionales, con un incremento del 2,6 % con respecto al año anterior.

Este aumento de 17,4 millones refleja el buen comportamiento de la actividad económica, especialmente del empleo y del consumo.

En los impuestos directos se han recaudado hasta abril 297,8 millones, lo que supone un 1,6 % más.

Destaca el más importante, el IRPF, que ha sumado 247,7 millones, 8 millones más, un 3,6 % más. Los dos conceptos más destacados de este impuesto son las retenciones de trabajo y la cuota diferencial del impuesto, que han tenido comportamientos diferentes.

Así, el importe por retenciones del trabajo ha sido de 292,6 millones de euros, lo que supone un incremento de 16,6 millones con respecto al año anterior (6 %), gracias a la fortaleza del empleo.

En cambio, la cuota diferencial ha sido de -67,5 millones de euros (es negativa porque son evoluciones), con una variación negativa del 34 %, debido a la mayor celeridad con que este año están teniendo lugar las devoluciones derivadas del inicio de la campaña del IRPF.

Estas mayores devoluciones se deben a que se han presentado más declaraciones en el mismo periodo de tiempo, así como a la aplicación de la sentencia de los mutualistas, que se aplica a las personas que cotizaron a mutuas con anterioridad al 1 de enero de 1979.

Por el Impuesto de Sociedades se han recaudado 41,6 millones de euros, lo que supone un incremento de más de 1,1 millones con respecto al año anterior, un 3 % más.

El IVA, que refleja el consumo, sube el 4,6 %

Respecto a los impuestos indirectos, se han recaudado hasta abril 317,0 millones, un 3,2 % más. Estos impuestos reflejan de forma más inmediata la marcha de la actividad económica y han mantenido un comportamiento diferente en este periodo de tiempo.

Así, el principal, el IVA, ha recaudado 215,9 millones de euros, un 4,6 % más, lo que refleja el aumento del consumo.

En cambio, por Hidrocarburos se han logrado 64,3 millones de euros, con un descenso del 7,1 %, en dinero 4,8 millones de euros menos. Refleja un menor consumo de gasolina, es decir, del uso del coche.

La recaudación fiscal cae un 1,3 % hasta abril por el pinchazo de la Hacienda de Bizkaia

  Las haciendas vascas recaudaron 5.467,5 millones de euros entre enero y abril, lo que supone un descenso del 1,3 % en relación con el mismo periodo del año pasado, que está motivado por el pinchazo de Bizkaia, donde los ingresos han caído un 4,9 %.

En este territorio se recaudaron 175,8 millones menos, un descenso que la Diputación justifica en las «operaciones extraordinarias» del ejercicio pasado y en las devoluciones en el IRPF en aplicación de las últimas sentencias del Tribunal Supremo sobre los mutualistas, que se aplica a las personas que cotizaron a mutuas con anterioridad al 1 de enero de 1979.

Sin tener en cuenta esas variables la recaudación hubiera crecido un 4 %, según las estimaciones de la institución foral.

En Bizkaia los impuestos directos aportaron hasta abril 1.828,6 millones, un 4,4 % más. Dentro de este capítulo el Impuesto sobre Sociedades creció un 52 % (+107,5 millones) y el IRPF en su conjunto un 0,7 % (+10,4 millones), pese al citado crecimiento de las devoluciones, que han tenido un impacto de más de 63 millones en las arcas forales.

El otro factor que ha lastrado la recaudación en Bizkaia ha sido la reducción en casi 40 millones de los ingresos por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes, que el año pasado fue excepcionalmente alto debido a un «ingreso extraordinario».

En cuanto a la imposición indirecta, entre enero y abril Bizkaia ingresó 1.404,2 millones de euros, un 15,5 % menos, un resultado negativo en el que, según Hacienda, influyó la caída del sector de hidrocarburos.

Gipuzkoa, donde más crece la recaudación

En contraste con los menores ingresos de Bizkaia, en Gipuzkoa las arcas forales lograron 86,6 millones más que en los primeros cuatro meses del año pasado hasta llegar a los 1.349,7 millones, es decir, un 6,9 % de incremento.

La Diputación de Gipuzkoa explica que esta evolución positiva se debe fundamentalmente al incremento de los ingresos en las retenciones sobre rendimientos del trabajo, el IVA, las retenciones sobre rendimientos de capital mobiliario y las retenciones sobre ganancias patrimoniales.

Entre enero y abril los impuestos directos subieron su aportación a las arcas de Gipuzkoa un 17,7 % hasta alcanzar los 618 millones de euros. A través del IRPF se obtuvieron 545,4 millones, un 17,4 % más, y través del Impuesto sobre Sociedades 47,5 millones, lo que supone un aumento del 27,8 %.

Sin embargo, los impuestos indirectos disminuyeron hasta abril un 2,3 % (602,1 millones de euros): el IVA disminuyó un 3 %, al situarse en 408,5 millones, y el de hidrocarburos un 9,7 % al bajar hasta los 109,3 millones.

Álava, los ingresos suben un 2,6 %

En Álava la recaudación alcanzó hasta abril los 675 millones, lo que supone un incremento del 2,6 %. Esa subida de 17,4 millones con respecto al año pasado refleja el buen comportamiento de la actividad económica, especialmente del empleo y del consumo, según valora la Diputación.

A través de los impuestos directos se lograron en Álava 297,8 millones, es decir un 1,6 % más. En este apartado, el gravamen más importante, el IRPF, sumó 247,7 millones, lo que supone una subida del 3,6 %, que se produce a pesar del impacto de las devoluciones a los mutualistas, ya que las retenciones del trabajo crecieron un 6 % hasta los 292,6 millones.

Por su parte el Impuesto de Sociedades aportó 41,6 millones de euros, un 3 % más que hace un año.

La imposición indirecta sumó entre enero y abril 317,0 millones, un 3,2 % más. Su principal concepto, el IVA, recaudó 215,9 millones, un 4,6 % más, lo que refleja el aumento del consumo.

En cambio, por Hidrocarburos se lograron 64,3 millones, un 7,1 % menos, lo que indica un menor consumo de gasolina, es decir, del uso del coche. EFE



Dejar respuesta