precios vivienda ejecuciones hipotecarias

EH Bildu ha registrado en el Parlamento Vasco una proposición para limitar por ley el precio de las viviendas privadas en alquiler en las zonas de la comunidad autónoma donde se haya producido un encarecimiento del mismo.

La portavoz de la coalición en el Parlamento, Maddalen Iriarte, y los parlamentarios Maider Otamendi y Ander Rodríguez han dado a conocer el contenido de esta proposición de ley que pretenden desarrollar por medio de una fórmula jurídica novedosa: introducir un nuevo título a la Ley vasca de Derecho Civil Vasco.

El objetivo de la propuesta es establecer un índice de referencia de precios de alquiler en aquellas zonas donde el mercado de la vivienda esté «tensionado», unos ámbitos de especial saturación en los que, por ley, no se podrían firmar contratos por encima de ese precio.

En el texto se define el concepto de «mercado tensionado» como aquellas zonas que sufren especialmente el encarecimiento de los alquileres. Para obtener esta declaración, a instancias del correspondiente ayuntamiento o del Gobierno Vasco, se deberán cumplir unos requisitos.

Entre ellos que el promedio de la subida del precio del alquiler de la zona sea dos puntos superior al crecimiento sostenido del alquiler en el conjunto de la comunidad autónoma, o que no haya suficiente vivienda pública para cubrir la demanda del registro de solicitantes de vivienda.

En los casos de estas zonas tensionadas se establecería un índice de referencia de precios que se indicaría en euros por metro cuadrado, basado en el promedio de los precios de dicha zona y las condiciones de la vivienda en concreto.

En los nuevos contratos, cuando se renueven los antiguos, la propuesta prevé que las rentas que se acuerden no podrán sobrepasar el índice de referencia.

EH Bildu pretende que esta ley sea aplicable a las viviendas habituales de los arrendatarios, incluyendo las de estudiantes durante el curso académico; a las viviendas que estén en las citadas zonas de mercado tensionado y a las que no tengan calificación de protección pública.

Iriarte ha explicado que se ha llegado a unos «límites insostenibles» porque en los últimos años se han disparado los precios y la tendencia es seguir y seguir subiendo», por lo que es el momento de que las administraciones «intervengan para poner coto a esta espiral que parece no tener fin».

Ha recordado que, según la Estadística del Mercado del Alquiler, a finales de 2018 el precio medio de los nuevos contratos firmados en el País Vasco era de 672 euros al mes, un 8,2 % más que tres años antes.

Según la Encuesta sobre la Oferta Inmobiliaria, los alquileres han subido de media un 25 % desde 2013 y en el último año han subido ocho veces más que el IPC.

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento ha añadido que en la comunidad autónoma hay 115.000 familias que viven de alquiler y que en las economías familiares el peso destinado a este concepto es cada vez mayor y supera ampliamente el 30 % del presupuesto familiar recomendado.

Iriarte ha explicado que esta situación tiene «serias consecuencias», porque aumentan los desahucios por impago de las rentas y la tasa de emancipación juvenil es la más baja de la última década, «consecuencia directa de la precarización y de la carestía de la vivienda, igual que las bajas tasas de natalidad». EFE


Compartir

Dejar respuesta