Un grupo de vitorianos no se ha resistido y ha cumplido con la tradición.

Han participado en un Celedón improvisado en Marbella. Ha sido en el conocido chiringuito el Trocadero, en la misma playa.

Tras el lanzamiento desde un cable sujeto en una palmera, han brindado y encendido los típicos puros del 4 de agosto a las 6 de la tarde.

Lejos de Vitoria, mientras la Virgen Blanca permanecía vacía, pero recordando la tradición vitoriana con la misma ilusión de siempre.

 


Compartir