EFE).- La dirección del grupo Sidenor y los sindicatos han alcanzado hoy un principio de acuerdo en la negociación del convenio marco, que deberá ser ratificado por los trabajadores de las distintas plantas de la compañía.

Según ha informado hoy el sindicato USO, que integra la plataforma negociadora unitaria junto a CC.OO., UGT y CSIF, el preacuerdo «global» mejora las condiciones económicas y salariales de los trabajadores, incrementa y consolida los salarios y recoge medidas que hacen posible revertir la actual situación de la empresa sobre la base de un proyecto industrial «de solvencia y futuro».

Con este preacuerdo, cuya vigencia se establece para los años 2017-2021, junto con el acuerdo en el ERTE hasta 2018, se refuerzan las garantías para el actual empleo, asegurándose las inversiones y en el medio plazo la viabilidad y el futuro de la compañía, según destaca USO en un comunicado.

El principio de acuerdo, suscrito por la dirección y los cuatro sindicatos, recupera desde el primer año de vigencia el 5 % de incremento salarial que deviene del último acuerdo marco, consolida las tablas salariales en los dos primeras años de vigencia, elimina el sistema variable tal y como estaba diseñado y se pueden conseguir mejoras económicas para cada año de vigencia.

Al final de la vigencia del convenio, en 2021, se llegaría a consolidar una mejora salarial del 8,5 %.

En concreto, los incrementos salariales consolidables serían del 1,5 %, mas un incentivo no consolidable del 3,5 % en 2017; el 3 % más un incentivo del 0,5 % en 2018; el 1,75 % en 2019; el 1 % en 2020, y el 1,25 % en 2021.

Además, se crearía para los años 2019-2020 y 2021 una prima por objetivos del 2 % que se percibiría en un único pago en el mes de abril de cada año.

Por otra parte, se fija una jornada de 210 días para el próximo año, 211 días para los tres años siguientes (2018-2019-2020), y 212 para el último año (2021).

La empresa y los sindicatos han acordado, asimismo, implementar un plan de igualdad que será desarrollado por una comisión técnica en el ámbito de las plantas que estudie también la incorporación del código de acoso en el trabajo, y recuperar la base del anterior plan de prevención para trabajar en la integración preventiva y la mejora continua de la seguridad y salud laboral de los trabajadores.

Sobre el empleo eventual, se ha acordado convertir en fijos al 15 % de los de eventuales en 2017.

Los cuatro sindicatos firmantes del preacuerdo, que suman el 76 % de la representación, y Sidenor acordaron a principios de diciembre un expediente temporal de empleo (ERTE), tras subirse el complemento de desempleo al 90 %, e iniciar la negociación del acuerdo marco para incorporar las medidas de flexibilidad que desea la dirección.

El ERTE supone una reducción media del 50 % del tiempo de trabajo en el conjunto del grupo, aunque dicho porcentaje es mayor o menor según las plantas.

Ese porcentaje se sitúa en el 50 % en las oficinas generales de Basauri (Bizkaia) y las plantas de Legazpia (Gipuzkoa) y Azuqueca (Guadalajara), se eleva al 75 % en la de Reinosa (Cantabria), al 62 % en la de Azkoitia (Gipuzkoa) y al 100 % en la de Maltzaga (Gipuzkoa).

La producción de esta última planta se trasladaría a la de Vitoria, en la que el ERTE afectará al 35 %, como en Legutiano (Álava), mientras que sería de un 20 % para la fábrica de Basauri y de un 39 % para Polinya (Barcelona).



Dejar respuesta