foto ajena a la informacion

Osakidetza va a ofrecer a partir del próximo mes de junio un nuevo cribado de preeclampsia a todas las mujeres embarazadas que permitirá identificar a aquellas gestantes con riesgo de desarrollar esta enfermedad relacionada con la hipertensión arterial.

La preeclampsia, que afecta al dos por ciento de las embarazadas, produce alteraciones en el funcionamiento de la placenta, un órgano clave para el desarrollo y el crecimiento del feto.

Esta enfermedad es una importante causa de complicaciones y mortalidad tanto para la madre como para el bebé y en los países desarrollados llega a ser la segunda causa de mortalidad materna.

Con el nuevo programa de cribado, anunciado la víspera del Día Mundial de la Preeclampsia, se espera disminuir en más del 70 % el desarrollo de esta complicación.

Euskadi será la primera comunidad autónoma en implantar este cribado de forma organizada y universal para todas las embarazadas, una prueba que contempla varios controles durante el primer trimestre del embarazo, como la valoración de determinados riesgos de la madre, la toma de la tensión arterial y análisis de sangre, entre otros.

La combinación de los datos obtenidos permitirá calcular la probabilidad de desarrollar preeclampsia y en el caso de que el riesgo sea alto se indicará la toma diaria de una dosis baja de aspirina entre las semanas 16 y 34 de embarazo.

Hace unos días, el Servicio Vasco de Salud dio a conocer la otra incorporación a su cribado prenatal, la de una analítica de sangre a embarazadas para detectar, con una fiabilidad del 99 % y sin poner en riesgo la gestación y la salud del feto, alteraciones cromosómicas ligadas a los síndromes de Down, Edwards y Patau, lo que reducirá de manera importante las amniocentesis. EFE



Dejar respuesta