La Policía española irá a Colombia por la desaparición de Borja Lázaro

0
colombia Borja Lázaro Herrero, vitoriano desparecido en Colombia
IMQ – Nov 18
entreseccion_noticia

(EFE).- El ministerio del Interior ha comunicado recientemente al Ayuntamiento de Vitoria que un grupo de policías españoles expertos en desapariciones acudirá a Colombia para intensificar la búsqueda de Borja Lázaro, el vitoriano desaparecido hace 4 años en la región de La Guajira (Colombia).

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, se ha referido a este paso en la investigación de la desaparición del fotógrafo vitoriano hace 4 años con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Desaparecidas Sin Causa Aparente, en el que ha querido recordar a Lázaro y felicitar a su madre, Ana, por el trabajo que realiza para que continúe la búsqueda.

La familia de Lázaro ha participado recientemente en un nuevo programa de televisión sobre personas desaparecidas, y tuvo ocasión de conversar con el entonces ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, para trasladarle la necesidad de mantener la investigación abierta.

MotorGorbea 18

Urtaran también ha anunciado que en las próximas jornadas que se organicen en Euskadi sobre personas desaparecidas por parte de los ayuntamientos vascos (especialmente el de Vitoria y los vizcaínos de Galdakao y Arrigorriaga) estarán presentes los responsables del equipo de policías colombianos que coordina la búsqueda de Lázaro.

“Esta relación nos permite mantener viva la esperanza para que el caso no se archive y se pueda reactivar la búsqueda”, ha indicado el alcalde.

El pasado 8 de enero se cumplieron cuatro años de la desaparición del ingeniero informático y aficionado a la fotografía Borja Lázaro en la localidad costera de La Guajira, una península semidesértica al norte de Colombia.

Su rastro se perdió cuando se encontraba alojado en una posada en Cabo de la Vela para hacer un reportaje gráfico en la zona, donde fue visto por última vez en la noche del 7 al 8 de enero de 2014 por dos turistas alemanes, dos chilenas y unos colombianos con los que esa noche estuvo tomando unas copas.

En un primer momento la Policía colombiana planteó tres hipótesis: un secuestro -llegó incluso a utilizar en la investigación la unidad de elite especializada en secuestros-, que se ahogara en el mar, o que se introdujera desorientado en el desierto.

Durante este tiempo su familia ha llevado a cabo diversas iniciativas y ha mantenido encuentros con distintos cargos institucionales para tratar de implicar a las administraciones en la búsqueda del joven. EFE

Dejar respuesta