Pinchazos Euskadi: Piden

La guía vasca de prevención de la violencia machista durante las fiestas se ha actualizado para que ayuntamientos, hosteleros, responsables de txosnas y organizadores de fiestas sepan cómo actuar ante casos de pinchazos a mujeres, como los ocurridos en las últimas semanas en distintos puntos de Euskadi.

La Ertzaintza investiga al menos una docena de pinchazos registrados en los últimos quince días en recintos festivos y espacios de ocio de distintas localidades vascas, en ninguno de los cuales se ha encontrado restos de inoculación de sustancias tóxicas.

Esos doce casos, contrastados por personal sanitario como pinchazos, se han registrado en los municipios vizcaínos de Bilbao, Santurtzi, Etxebarri y Zierbana, el guipuzcoano de Zarautz, y en la capital alavesa. Ayer se detectaron otros dos en Azpeitia (Gipuzkoa), aunque la Ertzaintza no ha precisado aún si se están investigando.

Las víctimas, todas ellas mujeres que estaban en entornos festivos o de ocio nocturno, notaron un pinchazo, principalmente en algún brazo o pierna, y posteriormente comenzaron a sentirse indispuestas, con mareos o somnolencia.

Para saber cómo actuar en estos casos se ha actualizado la guía contra la violencia machista con pautas claras en las que se señala que ante un pinchazo, lo primero que hay que hacer es llamar a los servicios de asistencia 112, no dejar sola a la víctima y llevarla a un centro sanitario si siente que tiene alterado su estado de salud, además de denunciar lo ocurrido a la Ertzaintza.

La consejera vasca de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha condenado «este tipo de violencia» que conculca el derecho de las mujeres a «vivir en libertad las fiestas».

«Quiero hacer un llamamiento para reivindicar que las mujeres, las chicas, las jóvenes, tenemos derecho a ser libres, a divertirnos como queramos. Esto no puede ser un retroceso en nuestras libertades, una vuelta al miedo, que es la verdadera amenaza», ha dicho.

Ha dejado claro que por el momento la Ertzaintza no ha detectado en ninguno de los casos denunciados que se haya inoculado algún tipo de droga y ha puesto de relieve que no se pretende «generar alarma» pero sí ha pedido prudencia ante las próximas fechas festivas.

TODOS

«Esto no es una gracia o una broma», ha recalcado Artolazabal, que ha dejado claro que se trata de violencia machista contra las mujeres y que para luchar contra ella todos tienen que ser «agentes activos» en favor de la libertad de las mujeres. EFE



Dejar respuesta