Cualquier empresa que perdiera tres millones de euros en un años estaría preocupada. Salvo que ese dinero no salga de sus bolsillos, y lo haga del de todos los ciudadanos. La profesión de político tiene estas cosas: gestionan ellos y pagas tú.

La sociedad que gestiona el Ayuntamiento de Vitoria, Ensanche 21, perdió casi 3 millones de euros en el último ejercicio. En concreto 2,8 millones de euros en 2019.

A este respecto, la presidenta de Ensanche 21, Ana Oregi (PNV), «prefiere no interpretar las pérdidas únicamente como algo negativo» y da una serie de excusas : «Vienen en su mayor parte derivadas de actuaciones de carácter social (cesiones gratuitas y gastos en la preparación de viviendas para la atención de emergencias habitacionales, cesión de locales a ONGs y al propio Ayuntamiento, comodatos de inmuebles y terrenos al socio único para intervenciones de carácter público, entre otros).

«De hecho, en este ejercicio de no ser por la entrega gratuita de una parcela a Gobierno vasco y el requerimiento contable de incorporar a Reservas Voluntarias los intereses cobrados a las Juntas de Compensación, la Sociedad no habría dado pérdidas».

Además de los 2,8 M€ de este último año, hay que añadir 4,1 M€ de 2018 y 6,5 de 2017). Tendencia descendente, pero 13,4 millones de euros de pérdidas en tres ejercicios. Pérdidas económicas que afectan a los vitorianos.

El informe también advierte de que, salvo un repunte muy al alza del mercado inmobiliario (situación poco probable a corto plazo) va a ser difícil que la sociedad pase a dar beneficios. 

Ana Oregui

“En todo caso este no es el objetivo ya que lo que se pretende es destinar todo el margen disponible a actuaciones de rehabilitación y regeneración urbana”, explica Ana Oregi, que considera que “dadas las cada vez mayores dificultades del Ayuntamiento para la aportación de fondos (agravadas aún más por la crisis del COVID19), se ha de procurar la autosuficiencia económica de la sociedad. En este sentido, se ha diseñado una nueva Norma para la Rehabilitación de viviendas, de carácter financiero, que va a permitir destinar recursos de patrimonio municipal de suelo a esta actividad y, a medio plazo, conseguir un equilibrio en las cuentas destinadas a este tipo de actuaciones. Esta Norma, no obstante, va a requerir un impulso económico importante durante los primeros años, para lo que ya se está trabajando junto al Ayuntamiento”.

Tasaciones desmesuradas

Además, en aras de la autosuficiencia económica y el impulso a la rehabilitación, Ensanche 21 apunta como también necesario incrementar todo lo posible las ventas de activos inmobiliarios de la sociedad, dicen. 

Y para ello, según ha sabido Norte Exprés, aparecen tasaciones infladas en precio para tratar de vender lonjas. Una de ellas «ha aumentado más de un 20 por ciento el precio de tasación durante el Covid».

La conclusión es que en plena crisis del coronavirus quieren vender aumentando valores. Seguramente van a conseguir lo contrario, el vacío total en algunas calles. Porque lonjas vacías en esta ciudad hay a patadas.


Compartir

6 Comentarios

  1. Es lo que tiene disparar con polvora del Rey.
    Vamos, que es fácil gastar (o malgastar) en «actuaciones sociales» cuando el dinero es de los demás.

  2. Ayudas de rehabilitación sin pagar desde hace más de un año, balances negativos, mala gestión… quizás vaya siendo hora de una auditoría externa a Ensanche 21 ya que cómo mínimo huele a incompetencia o a algo peor…

  3. Otra que sonríe para la foto como si estuviera dándonos buenas noticias.
    ¿Será porque los que están en política viven mejor que el resto?.
    Debe ser que sí.

  4. Nuestra memoria es frágil….ya nadie se acuerda de que Urtaran se iba a cargar EXXI, fue la bestia negra del antiguo gerente hasta que se deshizo de el pero EXXI ahí sigue, siendo una máquina de fundir dinero.
    En unas oficinas sobredimensionadas. Solapando servicios con edificaciones y urbanismo, vendiendo humo.
    Pero ahí sigue EXXI, siendo un agujero y sin que Urtaran ( sea capaz ) de ponerle remedio.
    Eso si a los señores concejales e incluso URTARAN, les viene bien para cobrar por las asistencias a los consejos o como quieran que llamen a las reuniones que mantienen con el gerente ( otro a precio de oro)

Dejar respuesta