Osakidetza recuerda a la población las medidas de seguridad que ha de adoptar en caso de necesitar asistencia en un centro de salud de la red de Atención Primaria. Dichas medidas están orientadas a evitar riesgos de transmisión del COVID-19 entre pacientes y profesionales sanitarios.

 

  • Antes de acudir de manera presencial, es necesario llamar al centro de salud.

 

  • La consulta presencial solo se realizará con cita previa, y siempre que sea posible es mejor acudir solo. En caso de menores o de personas que necesiten ayuda, es preferible que vayan acompañados por una única persona.

 

  • En todo momento es preciso utilizar la mascarilla, que debe estar bien colocada, y mantener la distancia de dos metros. El uso de guantes no está recomendado; se facilitará el alcohol-gel para un lavado de manos eficaz.

 

  • Se agradece acudir puntual a la cita, con el fin de evitar en la medida de lo posible contactos con otras y otros usuarios. La distancia de dos metros debe mantenerse en todo momento.

 

  • Si es el profesional quien debe acudir al domicilio del paciente, sigue siendo necesario el uso de la mascarilla.

 

  • Si antes de una cita presencial programada, el paciente nota síntomas compatibles con COVID, como tos, fiebre, o dificultades para respirar, debe ponerse de nuevo en contacto teléfonico con el centro de salud para que sea valorado.

 

Además, cabe recordar que para garantizar la seguridad de pacientes y profesionales, los centros de salud se han reestructurado de forma que tienen circuitos diferenciados para pacientes COVID y pacientes no COVID. A cada uno de ellos se les atiende además en franjas horarias diferentes.


Compartir

Dejar respuesta