Persecución policial en Álava: bandazos en la autopista, trompos…

0
Ertzaintza
IMQ – Marzo 19
entreseccion_noticia

Agentes adscritos a la Unidad Territorial de Tráfico de Araba detuvieron en la tarde de ayer en Gasteiz a un varón de 44 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, tras circular por la AP-68, la A-2521 y la N-622 de forma temeraria, poniendo en grave riesgo tanto su vida, como la de los demás conductores que transitaban en ese momento por la vía.
A las ocho y veinte minutos de la tarde de ayer, jueves, la Ertzaintza recibía la notificación de un turismo que circulaba por la autopista AP-68 a la altura de Ribera Baja y en sentido Bilbao a gran velocidad, dando bandazos de un carril a otro y creando peligro para el resto de usuarios de la vía.

Inmediatamente, recursos de la Unidad Territorial de Tráfico de la Policía vasca se dirigieron a la zona para tratar de interceptar el vehículo, un Opel Kadett matriculado en Burgos, cuyo conductor y único ocupante, al observar la presencia de un recurso de la Ertzaintza en Altube, cambió bruscamente de dirección saliendo de la autopista hacia la N-622, en sentido Gasteiz. Seguidamente, el Opel se incorporó a la A-2521 hacia Izarra para después reincorporarse a la N-622 y dirigirse finalmente hacia la capital alavesa.

En todo momento un recurso policial mantuvo la persecución del turismo huido indicando a su conductor mediante los sistemas luminosos y sonoros del coche patrulla que detuviera la marcha, mientras compañeros suyos se posicionaban en la carretera para intentar interceptarlo.

ETL – Febrero

Finalmente, a la entrada de Gasteiz, el Opel Kadett colisionó contra uno de los coches que le perseguía, pudiendo entonces los ertzainas interceptar su marcha y reducir al conductor, un varón de 44 años de edad, a quien detuvieron acusado de la comisión de un delito contra la seguridad del tráfico. Destacar que en todo momento, esta persona había circulado a gran velocidad, llegando a realizar varios “trompos”, poniendo en gran peligro tanto su propia integridad física, como la de los agentes que le perseguían y la del resto de los conductores que a esa hora circulaban por el lugar.

Una vez en dependencias policiales, la Ertzaintza pudo comprobar que el turismo interceptado había sido sustraído horas antes en la Localidad de Burgos y que el arrestado carecía del pertinente permiso de conducción. Por ello, también se le imputa un delito de robo de vehículo.

Compartir

Dejar respuesta