Habrá movilizaciones por
ela

Los trabajadores de la embotelladora Pepsico de Echavarri-Viña (Álava) han reclamado subidas salariales acordes con el IPC después de pasarse dos años con los sueldos congelados a pesar de la multinacional tiene «grandes beneficios». Ganó 4.680 millones de dólares en el primer semestre, según datos emitidos en Nueva York.

Parte de la plantilla de esta empresa, formada por más de 200 personas entre trabajadores fijos y eventuales, se ha concentrado este viernes en Vitoria durante una jornada de huelga para protestar contra la pérdida de poder adquisitivo.

El presidente del comité de huelga, Hugo Gómez de Segura, ha explicado a los periodistas que el convenio colectivo lleva caducado desde 2018 y las tablas salariales desde 2021. «Es una multinacional con grandes beneficios y solicitamos que estos repercutan en sus trabajadores», ha añadido.

Según los datos facilitados por los trabajadores el año pasado la planta de Echavarri-Viña obtuvo 48 millones de beneficios y además pagó 74 millones en dividendos.

Dirección y comité se han reunido en varias ocasiones pero por el momento no ha sido posible alcanzar un acuerdo. Ambas partes volverán a verse las caras este lunes y si no hay acercamiento se mantendrán las huelgas anunciadas para el martes y el jueves de la próxima semana.

La de hoy es la tercera jornada de paros convocada hasta la fecha por el comité de huelga, que está conformado por los sindicatos LAB, CCOO, USO, ELA, UGT e Independientes. EFE



1 Comentario

Dejar respuesta