Pancartas con el moroso Disport en Vitoria

Aparecen ya pancartas contra la empresa Disport en Vitoria. El ejemplo corresponde a un centro cívico. Por moroso, nos cuentan afectados por los impagos.

Una situación laboral que podría acabar en huelga de instalaciones deportivas en la capital alavesa. Aunque, según informa El Correo hoy, los monitores comienzan a cobrar.

LA HISTORIA PREVIA

Monitores deportivos, socorristas de piscinas, cancheros de frontones y trabajadores de los campos de fútbol municipales de Vitoria han convocado una huelga indefinida a partir del 27 de este mes porque la empresa subcontratada (Disport) por el Ayuntamiento a la que pertenecen incurre en «continuos retrasos» en el pago de sus nóminas.

Este colectivo agrupa a unos 125 trabajadores de la empresa Disport subcontratada por el Ayuntamiento.



3 Comentarios

  1. Es que lo del los concursos públicos de contratación de empresas para servicios son un cachondeo y sobre todo, los ayuntamientos o entidades públicas estipulan el precio,como mayor valor, para puntuar a las empresas participantes y luego pasa lo que pasa…..que por llevarse el concurso las empresas ajustan mucho el precio…¿Quién sufre las consecuencias? el trabajador. Es decir las instituciones públicas cuidan los sueldos de los funcionarios pero no el de los empleados subcontratatados, un ejemplo, las condiciones del personal de osakidetza de limpieza no tiene absolútamente nada que ver con el personal de limpieza, que trabaja en osakidetza, de empresas subcontratadas, podríamos decir que cobran la mitad….y con unas condiciones laborales mucho peores, es decir en el mismo puesto de trabajo y realizando las mismas labores el sueldo no tiene nada que ver y ya del pago de horas extras y festivos ni hablamos porque es un escándalo. ¿Dónde están los sindicatos? ¿Dónde están las asociaciones de mujeres contra la brecha salarial?…….la verdadera brecha laboral no está entre hombres y mujeres está entre funcionarios públicos y la empresa privada.

  2. Pues sí Peter, tienes toda la razón en tu exposición. Subcontratando, el Ayuntamiento, además de quitarse el trabajo, evade toda su responsabilidad laboral, dejando que otros se lo lleven caliente a costa de exprimir a los trabajadores. Es una vergüenza. Y así está el país, que entre unos y otros nos lo están hundiendo en un agujero del que va a ser muy difícil salir. Y pagando los de siempre.

  3. No solo ayunta, todas las instituciones vascas ponen baremos de subcontratacion que solo se pueden sustentar en joder al trabajador, no hay otra. Y da igual lo bien o mal que lo haga la subcontrata, cuando toca la subasta, el que tire mas los precio se lo lleva.

    Digo yo, que entre el dedazo criminal , y baremos miserables como estos, deberia haber algo en medio

Dejar respuesta