El candidato a lehendakari por EH Bildu, Pello Otxandiano, ha dicho que para dar respuesta a los problemas del siglo XXI se necesita una «palanca de transformación que no puede ser otra cosa que un nuevo estatus político» que reconozca a Euskadi como «nación en pie de igualdad con el Estado».

La coalición soberanista ha reunido este sábado en Vitoria a sus 90 candidatos en las próximas elecciones al Parlamento Vasco del 21 de abril para dar a conocer las líneas principales de su propuesta política.

En el acto, el candidato a lehendakari ha apostado por «revitalizar el proyecto nacional vasco» y eso, en 2024, es «poner en marcha la agenda del cambio político» con «cuatro ingredientes: soluciones acordes al siglo XXI, gobiernos con propósito, cooperación y ambición nacional».

Ha apostado por «revitalizar» el proyecto nacional a través de un «nuevo autogobierno» que dote a los vascos de «suficientes capacidades jurídicas y políticas para hacer políticas del siglo XXI».

«Un autogobierno que nos reconozca como nación, que nos ponga en pie de igualdad con el Estado y que nos dé suficiente ambición nacional para que se produzca una transformación social, económica, política y cultural», ha añadido.

Y este nuevo autogobierno, ha recalcado Otxandiano, «no puede ser otra cosa que un estatus político» que reconozca a Euskadi como nación y que le dote de «las suficientes herramientas» para hacer las políticas que necesita.

El candidato a lehendakari de EH Bildu ha afirmado que ahora es el momento del cambio y que las elecciones del 21 de abril es una «oportunidad» para emprenderlo.

«La mejor garantía para poner en marcha la agenda del cambio es que la izquierda soberanista saque los mejores resultados electorales de su historia, no porque eso sea bueno para EH Bildu sino porque esos resultados van a hacer posible que este país se ponga en marcha», ha subrayado.

Otxandiano ha definido a Euskadi como un país con «fuerte acerbo comunitario» pero que falta activarlo y para eso hacen falta gobiernos que sean capaces, porque las respuestas a los problemas se deben dar de manera «cooperativa» con los agentes de la sociedad.

«No es que te hago parte de mi solución -ha explicado- sino que las soluciones hay que construirlas de forma cooperativa con los agentes estratégicos de la sociedad, porque la gestión institucional de arriba a bajo está agotada y no es capaz de aportar las soluciones que se requieren en el siglo XXI», ha considerado.

Otxandiano ha hablado de la necesidad de «profundas transformaciones» en el seno de Osakidezta y de otros servicios públicos y de que la colaboración público-privada se haga de manera «equilibrada y responsable».

Por último, ha advertido de que la solución a los problemas no es «echar la bronca a la gente» cuando los investigadores se manifiestan por cobrar 800 euros al mes, y porque los jóvenes «tienen derecho a alzar la voz» cuando acceden al mercado laboral en condiciones precarias, cuando los ciudadanos perciben una «evidente degradación» en Osakidetza o cuando los precios de las viviendas están fuera del alcance de la mayoría de los jóvenes. EFE



Dejar respuesta