Osasuna encendió este sábado las alarmas en el Deportivo Alavés en la quinta jornada de LaLiga Santander con una victoria por 0-2 que le hizo recuperar sensaciones tras el tropiezo ante el Valencia y hundió al conjunto babazorro en la clasificación que todavía no ha puntuado tras cuatro partidos disputados.

Los navarros lograron la ventaja en los primeros 45 minutos con un gol de David García de cabeza a la salida de un saque de esquina en el minuto 22 y otro de Roberto Torres de penalti tras una mano de Toni Moya dentro del área en el minuto 29.

Los 22 días que estuvo el conjunto vitoriano sin jugar tras el aplazamiento del duelo frente al Villarreal y el parón por los encuentros de las selecciones nacionales se hicieron notar en un equipo que aunque arrancó bien, le faltó más mordiente en ataque para generar ocasiones, al tiempo que concedió muchos espacios al rival.

Los primeros 20 minutos fueron de ida y vuelta. Los  dos equipos estuvieron bien plantados en el terreno de juego y gozaron de ocasiones con un juego muy directo.

El primer aviso lo dio Luis Rioja Antea de cumplirse el primer minuto con un lanzamiento cruzado con la diestra que atajó Sergio Herrera.

El extremo sevillano fue uno de los albiazules más activos de la primera parte.

Con Víctor Laguardia amonestado a los 13 minutos, los rojillos buscaron las cosquillas al central maño que estuvo al límite en varios encontronazos con los pamplonicas.

Los de Jagoba Arrasate tenían las ideas claras. Poner el balón con velocidad en las bandas y buscar el área con balones directos.

Así llegó el peligro de Osasuna, que abrió el marcador a balón parado. Un cabezazo en el segundo palo de David García en el minuto 22, sorprendió a Antonio Sivera, titular por la lesión de Fernando Pacheco, que apenas había tenido trabajo durante el partido.

El Alavés reaccionó tímidamente tras el gol, hasta que le llegó un nuevo mazazo en una jugada aislada. Una mano de Toni Moya dentro del área acabó con un penalti convertido por parte de Roberto Torres en el minuto 29 para ampliar la renta, 0-2.

A partir de ahí, los navarros bajaron las revoluciones del partido, mientras el Alavés lo seguía intentando con las carreras de Mamadou Sylla y algún lanzamiento lejano repelido por una defensa muy bien plantada.

Tras el descanso fue el equipo de Jagoba Arrasate el que asustó a los locales con un disparo lejano de Roberto Torres, en el que se lució Antonio Sivera, y otro intentó de Jon Moncayola.

La entrada de Manu García ofreció más posibilidades al conjunto de Javi Calleja que se acercó más a la meta navarra, pero con poco peligro.

De hecho fue Osasuna el que tuvo ocasiones más claras, sobre todo con disparos lejanos, aunque los babazorros continuaron insistiendo, colgando balones sin encontrar rematador.

– Ficha técnica:

0 – Deportivo Alavés: Sivera; Ximo, Laguardia, Miazga, Duarte (Miguel, min.77); Pina (Loum, min.46), Toni Moya (Manu García, min.63), Luis Rioja, Iván Martín (Pellistri, min.46); Sylla (Guidetti, min.63) y Joselu.

2 – Osasuna: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Aridane, David García, Manu Sánchez; Torró; Roberto Torres (Martínez, min.81), Darko (Jaume, min.88), Moncayola (Oier, min. 71), Rubén García (Iñigo Pérez, min.88); y Kike García (Ávila, min.81).

Goles: 0-1, m.22: David García. 0-2, m.29: Roberto Torres, de penalti.

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández (Comité de Las Palmas). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Laguardia (min.13), Moya (min.28), Duarte (min.29) y Navarro (min.69) y a los visitantes Roberto Torres (min.31) y Torró (min.73).

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de Mendizorroza de Vitoria ante 8.176 espectadores. EFE


Compartir

6 Comentarios

  1. ¿Osasuna enciende las alarmas? ¿Es que estaban ciegos, o qué? Las alarmas estaban encendidas desde el partido contra el Mallorca. Cambio de entrenador ya o vamos a Segunda como balas …

  2. En nuestro Alavés tiene que haber serios problemas que causan el desastre clasificatorio que se repite desde hace tiempo ¿Escasa calidad de sus jugadores? ¿Desacertada dirección de sus entrenadores? Difícil dar con ello, pero algo muy grave está pasando. Hay nuevos jugadores, se ha cambiado al entrenador y los malos resultados continúan ¿Y si el problema estuviera en los despachos? No lo sé, pero el bicho está dentro y hay que dar con él cuanto antes porque tal como hemos empezado esta liga, esta vez nos vamos al pozo de cabeza.

  3. No hace falta ser adivino para ver antes de empezar la liga lo que iba a pasar. Los jugadores y el entrenador hacen lo que saben en consonancia con sus contratos. Los aficionados y socios, cuando las cosas van mal, abuchean al entrenador o a los jugadores, el presidente, que es quien los contrata y el culpable, despide a alguien y todos contentos. A seguir ganando dinero.

Dejar respuesta