centro civico vitoria

«No pienso permitir que me llaméis mentiroso», así de gráfico es un ciudadano dirigiéndose al Ayuntamiento de Vitoria.

Esta contundencia se produce tras un debate entre el propio ciudadano y el Consitorio. Discusión desarrollada por escrito en el Buzón Municipal.

La discrepancia tiene que ver con minutos. Mientras el ciudadano dice que le cerraron las puertas a una obra de teatro por 3 minutos, el Ayuntamiento asegura que fueron 7. En cualquier caso no pudo entrar.

Lo curioso es el zasca del Consistorio cuando le recrimina al ciudadano diciendo que «la mejor forma de inculcar en la infancia buenos hábitos sociales es cumplir los adultos con las normas de puntualidad y respeto a los demás«.

Carta Ciudadana:

«Siento la necesidad de escribir este comentario por la decepción y frustración que sentí el pasado sábado 30 de noviembre al no poder acceder junto a mi pareja y a mis dos hijas de 1 y 3 años a la obra de teatro para niños “Big Blue” en el Teatro Federico García Lorca (Lakua).

Parto de la base de que los máximos responsables de que no pudiéramos ver la obra fuimos nosotros y de que la impuntualidad me parece una falta de respeto hacía el resto de espectadores que llegaron con antelación.

No obstante, me apetece compartir lo que nos sucedió, aunque sé que no va a servir para nada, salvo para perder el tiempo mientras lo escribo.

No pudimos acceder porque llegamos 3 minutos más tarde de la hora que ponía en las entradas que empezaba la obra, que no fue la hora real de comienzo de la misma (lo sé por amigos que estaban dentro de la sala y que posteriormente nos dijeron que antes de empezar la obra había habido una presentación de la misma y que el comienzo de la representación se había dilatado algunos minutos).

A las 12.33 h estábamos jadeando, por la carrera que nos habíamos dado con las dos niñas cogidas desde el aparcamiento hasta el teatro, y suplicando a la persona que estaba
encargada del acceso al teatro que nos dejase entrar.

Esta persona nos dijo que el no tenía potestad para dejarnos entrar pero que si nos quedábamos más tranquilos avisaba a la representante del ayuntamiento designada para el evento para que nos lo explicase ella, accedimos a que fuera a buscarla, fue a buscarla, salió y esta señora nos negó la entrada con la única explicación de que la obra ya estaba empezada.

A las 12.35 h le dimos las 4 entradas, en un gesto de impotencia, diciéndole que se las podía quedar, que a nosotros ya no nos hacían falta. Sé perfectamente que en las condiciones generales que pone en las entradas pone que la obra comenzará puntual, que se puede acceder con 20 min de antelación, etc y lo sé porque nos gusta mucho el teatro y porque no es la primera vez que vamos, sin ir más lejos el fin de semana anterior fuimos al mismo teatro a ver la obra “Uno, Due, Tre”, que tenía marcada como hora de comienzo las 18.30 h, y comenzó, siendo generosos, a las 18.40 h, accediendo y acomodándose espectadores en un ambiente distendido, como creo que es normal que sea, prácticamente hasta esa hora».

A lo que voy, es que se trata de teatro PARA NIÑOS, que se levantan, lloran, dice uno que quiereir al baño y se contagia toda la fila, por lo que creo que hay que ser un poquito más flexibles ycomprensivos. Lo que más rabia me dio fue la intransigencia y la falta de comprensión y empatía que manifestó la representante del ayuntamiento. Íbamos al teatro PARA NIÑOS, no íbamos a la ópera.

Hacemos un esfuerzo importante tanto económica como personalmente para inculcarles desde pequeñitas el amor por el arte y el teatro y no puedes entrar por 3 min……. en fin….».

Respuesta del Ayuntamiento:

«No es posible la entrada una vez comenzada la función. Esta información queda reflejada en el anverso del ticket o bien en el Home Ticket si se ha comprado por Internet, así como en las revistas de programación de cada temporada, cartelería, etc. En las entradas que usted devolvió viene especificada esta cuestión en el tercer punto.

Nuestro objetivo es comenzar la función con puntualidad, y tanto la jefa de sala como el personal auxiliar tienen la obligación de cumplir estas normas.

Las normas responden a una lógica y se hacen cumplir con el objetivo de no molestar a los actores y protagonistas de los espectáculos, ni al público que ha llegado a su hora. Cuando la jefa de sala da orden de cerrar puertas se pone en marcha el comienzo del espectáculo. Nunca se cierran puertas antes de la hora. En esta ocasión se cerró siete minutos mas tarde.

Sentimos el malestar surgido, pero no podemos tomar en consideración su solicitud de flexibilidad ya que se ha cumplido la normativa que el público asume una vez que compra la entrada.

La mejor forma de inculcar en la infancia buenos hábitos sociales es cumplir los adultos con las normas de puntualidad y respeto a los demás».

Contraréplica ciudadana:

«Sabía perfectamente que vuestra respuesta iba a ser esta y vuelvo a repetir que los máximos responsables de no haber podido ver la obra fuimos nosotros por no llegar puntuales.

Por otra parte no pienso permitir que me llaméis mentiroso, ya que como he expresado en mi anterior comentario, a las 12.33 h estábamos suplicando que nos dejasen entrar, por lo que si se hubieran cerrado las puertas de la sala 7 minutos más tarde como argumentáis en la respuesta hubiéramos entrado de sobra.

Pero esto ya es imposible demostrar, es nuestra palabra contra la de la “amable” jefa de sala. Quizás el único espectador imparcial de todo este espectáculo fue el bedel que aviso a la jefa de sala y él sea el único que sepa la verdad.

Muchas gracias por, al menos, molestaros en leer mi comentario».

¿Que opinas? 

 


Compartir

17 Comentarios

  1. Si tan estricto es el Ayuntamiento en la puntualidad, debería de haber abierto el acceso a la página web del teatro, porque el 27 de noviembre en la venta de entradas para la función de Dani Martínez era a las 10.00 en venta on Line, y uno podía esperar y esperar que me fue imposible coger entrada …..Y no hablamos de minutos, típico del Ayuntamiento.

    • Totalmente de acuerdo. Y encima el enlace que llevaba a la venta online de las entradas… era el que presentó este diario y no el que había en la web del teatro que cuelga a su vez de la del ayuntamiento.

  2. Me hace gracia la gente tan estricta.
    Es más importante 3 minutos que los propios niños?
    Haceroslo mirar,padre y madre con dos niños suplicando en la puerta,yo también soy padre,y no me molesta que entren al empezar me molesta que les dejen tirados en la puerta sin ningún tipo de empatía.
    Llega tarde,se contesta a si mismo…..
    Me dais pena los que pensáis asi

  3. Para el Fantalimon, que tendrá que ver el tocino con la velocidad!! En fin… La verdad es que han sido muy estrictos porque por 3 minutos y siendo teatro de niños no iba a molestar a nadie pero ahora ponte en el caso que varias personas lleguen 3 minutos tarde y entren. El que llegue 6 minutos tarde pensará lo mismo. Que por tres minutos más tampoco pasa nada. Al final cada uno entraría a la hora que quisiera. Es una norma más y es mejor para todos cumplirla.

  4. Alcalde dimisión, dimite y vete ya, esta vitoria como nunca (obras sin sentido, luces de navidad de risa, tala de arboles, restauración cada vez menos, centro con comercios echando el cierre), quiere que siga!!!!!!!!!!!!!!!!. Alcalde dimisión. Con todo lo que sucede a vuestro alrededor y os preocupais por 3 o 7 min de retraso.

  5. Mentiroso no se pero zokete si,.Si has llegado tarde pues te callas y te aguantas si te han cerrado las puertas.Si en vez del teatro es el tren ? Vas y te quejas a renfe.?

  6. Mentiroso no se pero zokete si,.Si has llegado tarde pues te callas y te aguantas si te han cerrado las puertas.Si en vez del teatro es el tren ? Vas y te quejas a renfe.?
    Y encimas motas todo este numerito,sencillamente es patetico,por no decir algo más fuerte.

  7. No te cortes Carlos, que ya se ha abierto la veda de las descalificaciones, zoquete, patético,… aunque no sé que se te pasa por la cabeza «más fuerte» llamar a alguien q solo ha expresado su malestar por lo q el considera una falta de empatía por un retraso mínimo en un teatro para bebés asumiendo su total responsabilidad desde el principio. Aunque en realidad no me sorprende tu comentario ni el de Cuerda xq vivimos en un ambiente crispado en el que seguro q un poco más de empatía vendría muy bien a todos los niveles. Puedes expresar tu opinión sin descalificar. Me gustaría veros a los que abanderáis el cumplimiento estricto de las normas cívicas en vuestro día a día.

  8. si llegas tarde que tu mismo lo reconoce, es lo qe que tiene, que estas acostumbradoa que siempre te esperen pues muy bien que la gente se cansa de esperar a los mismo siempre, tambien es verdad, alabo el gusto del ayuntamiento de cerrar las puertas a al hora, mi medio ni uno , a la la hora se cierra y punto , veo como estudiantes salen de casa la hora que tendrian que empezar la clase, y les queda el desplazamiento , asi que luego la clase empieza cuando le da la gana y los profesores lo permite, en mis tiempos llegabas tarde un minuto y la clase se perdia ,
    los que llegan tarde siempre son los mismos

  9. Está claro que el ciudadano no tiene razón, y así lo reconoce desde el primer momento. Está en su derecho de quejarse por la diferencia de minutos argumentada, pero poco más. El empleado municipal hizo su trabajo y la devolución de cartas de un lado a otro con el buzón municipal en medio no va a solucionar nada. Ya es hablar por hablar.

Dejar respuesta