El Ayuntamiento había prometido mano dura ante los incumplimientos de las normas en Vitoria como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Las reacciones ciudadanas en la actualidad demuestran que la promesa queda en saco roto. Hay una relajación evidente y que es denunciada sistemáticamente en redes sociales por los vitorianos.

El cumplimiento de ponerse una mascarilla cuando haya menos de dos metros de distancia, y dejar paso en las aceras, no es el fuerte en el control policial.

La fotografía de un vitoriano resume la situación. Además, opina que «en Lakua-Ibaiondo en la parcela que se está haciendo el circuito BMX, se reúnen a diario grupos de adolescentes sin guardar distancias, ocupando aceras e impidiendo al resto de ciudadanos circular con tranquilidad, el circuito de BMX va a ser un foco de botellón en la trasera de la residencia de Lakua».


Compartir

2 Comentarios

  1. Pues que el ayuntamiento nos ha calzado un mojón a los vecinos y es y será un foco de botellón… Aupa Gorka con botellon- leku te has lucido…no hay parcelas en todo Lakua para hacer este lugar de botellon. Para colmo a 50 metros una residencia de mayores….

Dejar respuesta