LAB ha denunciado la muerte de un trabajador en la empresa Pepsico en Etxabarri-Ibiña (Álava) tras sufrir un infarto que el sindicato achaca a «la carga de trabajo y los elevados ritmos».

Según los cálculos de esta central sindical la muerte de este operario en su puesto de trabajo es la número 26 en lo que va de año en Euskadi y Navarra y la séptima causada por un «accidente no traumático».

LAB ha afirmado en un comunicado que en la planta de Pepsico existen «altas cargas de trabajo y elevados ritmos» por lo que «no es de extrañar que, debido a factores de riesgo laboral, aumenten los problemas cardiovasculares y afecten a la calidad de vida».

El sindicato, que ha expresado su solidaridad a los allegados y compañeros del trabajador fallecido, se ha preguntado «cuál es la respuesta de la patronal» ante esta situación y también si el Gobierno Vasco «ha adaptado el trabajo de Osalan e Inspección a este factor de riesgo cada vez más presente». EFE


Compartir

Dejar respuesta