El 26 % de las mujeres con problemas de salud mental han sufrido violencia sexual en la infancia (frente al 3,5 % de media para las mujeres) y el 80 % han sufrido violencia psicológica, física o sexual en algún momento de su vida adulta cuando han tenido pareja.

Así lo ha denunciado Salud Mental Euskadi, federación que integra a las asociaciones de familiares y personas con problemas de salud mental Agifes, Asafes, Asasam y Avifes, con motivo de le celebración este domingo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Esta agrupación ha alertado de que la violencia tiene consecuencias en la salud mental y ha precisado en este sentido que sufrir abusos sexuales en la infancia o adolescencia pueden generar problemas de salud mental en el futuro, algo que también puede estar causado por ser víctima continuada de violencia.

Además, padecer una enfermedad mental grave incrementa el riesgo de sufrir violencia y ser víctima de maltrato empeora los síntomas de esa dolencia.

Según los datos facilitados por Salud Mental Euskadi, alrededor del 80 % de las mujeres de este colectivo que han estado en pareja han sufrido violencia psicológica, física o sexual en su vida adulta, y de ellas el 42 % no la identifican como tal.

Como consecuencia de ello, el profesional de referencia desconoce en más del 50 % de los casos que existe esa violencia.

«En muchas ocasiones se duda del relato de las mujeres, y este hecho dificulta que hablen de su situación y puedan recibir ayudar. Nuestro principal hándicap es la detección de casos, y para eso hace falta formación y sensibilización a los diferentes ámbitos de atención, para que puedan estar alerta», explican desde esta asociación.

En este contexto, reclama un abordaje integral de la violencia con formación a los profesionales y protocolos de actuación, al tiempo que propone que las mujeres y niñas que hayan sufrido violencia machista reciban una atención especial a la salud mental para prevenir problemas de salud mental futuros. EFE



Dejar respuesta