empleados michelin vitoria

La multinacional Michelin y los sindicatos mayoritarios en el comité de empresa -CCOO, CSIF, UGT y USO- han alcanzado este viernes un acuerdo sobre la garantía del empleo en las factorías españolas que sirve para desbloquear la negociación del convenio colectivo, postergada en el último año.

A través de un comunicado, el sindicato CSIF ha informado de la aceptación por parte de la mayoría sindical de la última propuesta de la empresa, que «ha cedido en el tema más importante», en referencia al compromiso de garantía del empleo en las factorías de Aranda de Duero, Vitoria, Valladolid y Almería.

La propuesta de la empresa implica además que el trabajador que lleve 12 meses verá cómo su contrato temporal pasa a indefinido y todo el personal que no fue renovado en los últimos meses reingresará a las fabricas como indefinido y sin perder ningún derecho, como el de antigüedad, ha detallado el sindicato.

Dentro de la propuesta global que se ha aprobado, CSIF ha valorado la realización de contratos relevos para los empleados veteranos, que garantizan el 100% de la pensión y la salida a partir de los 62 años y 3 meses.

Asimismo, se ha consensuado una subida salarial para los años 2020 y 2021 del 1,25 por ciento, y para el 2022 del 1,5 por ciento.

También se ha aprobado un aumento de la prima de disponibilidad a 65€; la creación de un sistema de retribución flexible, obteniendo una reducción en las bases de IRPF en guarderías, comedor o seguro de vida; una prima de resultado; un aumento de una jornada para el desarrollo de equipos para los sistemas de 5 equipos; y el personal de 2×4 (turno partido) podrá optar a salir un viernes al mes a las 15 horas, y se verá beneficiado por la reducción del tiempo mínimo de comida que pasa a ser de 45 minutos.

Además, según CSIF, hay mejoras en algunos permisos para la conciliación de la vida familiar y laboral, y se crean comisiones para abordar la desconexión digital y el teletrabajo.

El sindicato LAB, en un comunicado, ha criticado la firma de este convenio en lo que se refiere a las plantas de Vitoria y Lasarte (Gipuzkoa) porque «mantiene la precariedad existente, incluyendo nuevos recortes, y ha denunciado que «no se recoge ninguna subida salarial para el año 2019 y se aumenta la jornada laboral».

LAB ha explicado que por una parte se ha firmado el convenio para la planta de Lasarte y por otra para el resto de las fábricas españolas. «Se han cocinado unas condiciones regresivas en Valladolid y se han traído a las plantas vascas», ha lamentado.

Respecto a la contratación, el sindicato abertzale ha explicado que recoge la conversión de los contratos eventuales a indefinidos al transcurrir un año, aunque «esto no es sino cumplir con la legislación».

Sin embargo, ha añadido, no recoge la eliminación de la doble escala salarial para los nuevos ingresos ni mejoras sustanciales en la «flexibilidad salvaje que existe» ni en salud laboral, ni en igualdad ni en el ámbito social.

Por ello, LAB ha rechazado este convenio y ha abogado «por que las plantillas sean protagonistas en la pelea por sus condiciones laborales». EFE


Compartir

Dejar respuesta