La dirección de Michelin ha planteado este viernes a los sindicatos un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con un complemento de hasta el 75 % del salario bruto para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia del COVID-19.

Los sindicatos y la dirección se han reunido de nuevo para iniciar la negociación de las condiciones del ERTE de cuatro meses planteado por la empresa para las factorías de Vitoria, Almería, Aranda de Duero y Valladolid, y también en los centros de trabajo de la división comercial.

Según ha informado UGT en una nota de prensa, la empresa también ha planteado que durante el ERTE no se generen vacaciones ni pagas extra y dejar fuera de este expediente a los colectivos de mayor impacto social: las personas con contrato relevo y con permisos de maternidad, paternidad y lactancia.

También propone que se reduzca al «mínimo indispensable» el personal de aquellos colectivos que son necesarios para garantizar la seguridad de las instalaciones.

UGT ha calificado de «insuficiente» la oferta presentada por la empresa y ha asegurado que esta debe replantear su propuesta y mejorar aspectos como el complemento para la garantía salarial.

Esta central también solicita que el ERTE no afecte a pagas extra ni vacaciones y que se mantengan las aportaciones al Plan de Previsión Social Empresarial (PPSE).

UGT quiere un compromiso de mantener el empleo en empresas exteriores y la creación de una comisión de seguimiento del ERTE.

La empresa ha convocado una nueva reunión de negociación para el próximo lunes. EFE

ERTE

La multinacional Michelin ha planteado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de cuatro meses de duración para las factorías de Vitoria, Almería, Aranda de Duero, y Valladolid, y también los centros de trabajo de la división comercial.

La dirección de la empresa y los sindicatos han celebrado este jueves la primera reunión para negociar el ERTE, que tendrá una afección máxima por trabajador de 70 días y que recoge el mantenimiento del empleo, según ha informado UGT.

Ante esta situación la empresa propone un ERTE que empezará el próximo día 18 de y finalizará el 15 de septiembre en las fábricas de Vitoria, Almería, Aranda de Duero, y Valladolid. En el caso de la división comercial el periodo de aplicación irá del 1 de junio al 30 de septiembre.

 


Compartir

Dejar respuesta