La NASA seleccionó a Intuitive Machines como una de las tres empresas elegidas para completar una hoja de ruta de viabilidad con el objetivo de desarrollar y desplegar un Vehículo Lunar Terrestre (VTL) en el Polo Sur de la Luna, donde las condiciones son extremas.

Junto a AVL, Boeing y Northrop Grumman, Michelin es uno de los socios del equipo Global Moon Reusable Autonomous Crewed Exploration Rover (RACER) de Intuitive Machine, que tienen como misión proporcionar una arquitectura para un LTV con sistemas avanzados de gestión de energía, conducción autónoma, comunicaciones y navegación que cumpla los requisitos de la NASA para la exploración lunar.

Michelin asume el reto de diseñar una rueda lunar capaz de funcionar a temperaturas superiores a 100°C e inferiores a -240°C, soportar la exposición a la radiación solar y galáctica y garantizar la máxima duración y tracción en suelos sueltos agresivos.

Michelin considera que los desarrollos técnicos y los avances científicos que se realizarán en el marco de este proyecto permitirán al Grupo seguir innovando y adquirir nuevos conocimientos en materia de soluciones de movilidad para las aplicaciones terrestres.

La adjudicación de la primera fase de este contrato marca la entrada de la Intuitive Machines en las operaciones de vuelos especiales tripulados dentro del proyecto LTV Services, que se desarrolla en el marco del proyecto Artemis de la NASA, y que cuenta con un presupuesto total de 4.600 millones de dólares.



Dejar respuesta