Fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria-Gasteiz

La planta de Mercedes Benz de Vitoria ha reanudado este lunes su actividad parada desde el 16 de marzo de manera paulatina, con algo más de un tercio de su plantilla para que se puedan implementar los protocolos de seguridad en el trabajo.

A las seis de esta mañana ha entrado el único turno de los tres que tiene habitualmente la mayor empresa de Euskadi, en la que trabajan unos 5.000 personas, que en las primeras horas ha estado dedicado exclusivamente a recibir información sobre las medidas de seguridad e higiene en el trabajo.

Luego se han puesto en marcha las líneas de producción que para esta primera jornada se espera que saquen algo más de un centenar de vehículos, cuando lo habitual es que se lleguen a los setecientos.

En total son unos 1.800 los trabajadores que, según han explicado a Efe fuentes de la compañía, se han incorporado a sus puestos de trabajo de manera «ejemplar», manteniendo las distancias de seguridad y atendiendo a las indicaciones de la nueva manera de operar.

Los trabajadores han llegado a la planta «muy concienciados» y de manera gradual y a todos se les ha tomado la temperatura y se les ha entregado varias mascarillas para que puedan desarrollar su labor en sus puestos de trabajo, que han sido modificados para respetar las distancias de seguridad.

Además de las mascarillas, los operarios deben utilizar otros elementos de protección individual, como pantallas protectoras y trajes de seguridad, lo que a juicio del comité de empresa va a resultar «agobiante» ya que, denuncia, la empresa mantiene los tiempos de trabajo y de descanso previos a la crisis sanitaria.

La dirección de Mercedes-Benz asegura que las medidas de protección están «alineadas» con lo establecido por el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales-Osalan y están avaladas por la experiencia en otras plantas del grupo en China y por los acuerdos alcanzados con la parte social en centros de Alemania.

La repercusión de la pandemia de la COVID-19 va a suponer una importante reducción en el ensamblaje de vehículos, furgonetas Vito y Clase V, en la planta vitoriana. Estaba previsto que de la fábrica de Vitoria salieran este año 159.000 coches y las previsiones actuales son de un 18 % menos, por debajo de las 130.000, aunque es una cifra que podría ser objeto de revisión en función de cómo evolucione la situación.

El pasado 14 de abril las factorías de Michelin de Vitoria y Lasarte (Gipuzkoa) también retomaron su actividad de manera progresiva, un día después de que lo hicieran las plantas de la multinacional de Aranda de Duero (Burgos) y Valladolid, tras un mes sin producción. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Y si es asintomático,le puedes tomar lo que quieras de hay palabra asintomático que no presenta síntomas pero porta el virus a estas alturas todavía no nos hemos enterado, por otro lado soy de la opinión que a esta altura de la película desconfinamiento total cada uno ya sabe las medidas que ha de tomar.

Dejar respuesta