El Observatorio de Radicalización del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha documentado un total de 466 actos de apoyo a ETA y sus presos durante 2023, un 21 % menos que en el ejercicio anterior.

Además, Covite ha constatado que en el año 2023 no se celebró ni un solo «ongi etorri», actos de homenaje a los miembros de ETA al ser excarcelados. Se trata del primer año en el que no se ha registrado ningún acto de este tipo, ha informado el colectivo en un comunicado.

Covite, que comenzó a denunciar estos actos de bienvenida en 2016, ha considerado que su desaparición «es positiva tanto para las víctimas como para la sociedad en general».

De los 466 actos de apoyo a ETA registrados, 173 han sido manifestaciones en las que se ha reclamado la excarcelación de etarras presos; 166 pintadas y pancartas de ensalzamiento de ETA y sus reclusos; 48 homenajes públicos a terroristas fallecidos; 27 fiestas populares «celebradas específicamente para enaltecer a ETA»; 5 homenajes en la vía pública a presos; y 42 encuadrados en la categoría de «otros».

Gipuzkoa es el territorio que más actos albergó, con 173, seguido de Bizkaia, con 162, Navarra (67) y Álava (40), mientras que 14 se registraron en otras provincias y 10 en el extranjero, fundamentalmente en el País Vasco francés.

Covite ha destacado que «cada vez más» es Sortu, el partido heredero de Batasuna y hegemónico en EH Bildu, el que organiza los actos de «legitimación pública de ETA y sus terroristas», por lo que asegura que «los líderes de la izquierda abertzale son quienes más contribuyen a la radicalización violenta de una parte de la sociedad vasca».

«Centenares de jóvenes están creciendo con la idea de que los etarras son héroes, ‘presos políticos’ o ‘refugiados políticos’ porque así lo transmiten los portavoces de Sortu», lamenta Covite, que añade que «pedir la excarcelación de quienes están en la cárcel por crímenes gravísimos podrá ser legal, pero es un claro síntoma de anormalidad moral».

A su juicio, la actitud de la izquierda abertzale de «glorificación y justificación del terrorismo» constituye «el mayor obstáculo para la convivencia en el posterrorismo».

Covite ha expresado también su rechazo a la posible despenalización de algunos delitos incluidos en el artículo 578 del Código Penal, que castiga el enaltecimiento del terrorismo, a instancias de Sumar.

Aunque considera que la Audiencia Nacional «ya no quería aplicar» dicho artículo a los responsables de los actos de apoyo a ETA que denuncia Covite, esta asociación considera que despenalizarlos «puede mandar un mensaje a la sociedad de que el enaltecimiento de ETA es una realidad inexistente, lo cual no es cierto».

«A pesar de que hemos comprobado, por la vía de los hechos, que ese artículo no sirve para acabar con la glorificación del terrorismo de ETA en Euskadi y Navarra, nos preocupa que se pueda instalar en la sociedad la falsa idea de que esta es una lacra en la que las instituciones no tienen ninguna responsabilidad, cuando sí la tienen», ha agregado el colectivo. EFE



1 Comentario

Dejar respuesta