Familiares de mayores vascos protestan en Madrid
foto diputación de alava

Euskadi necesita 653 profesionales de la enfermería para alcanzar la ratio de la Unión Europea, aunque la situación en el País Vasco es mejor que la mayoría de las comunidades autónomas.

Según los datos difundidos este martes por el Consejo General Enfermería, en Euskadi trabajan 17.341 enfermeras lo que deja una proporción de 797 profesionales por cada 100.000 habitantes, la segunda cifra más alta solo por detrás de Navarra, donde la ratio es de 926.

La Comunidad Foral es de hecho la única autonomía por encima de la media europea de 827 profesionales de la enfermería por 100.000 habitantes, una cifra de la que España se queda lejos con una ratio de 625.

Por territorios históricos Álava es la que está en mejor situación con una proporción de 883 enfermeros -por encima de la media la Unión Europea- seguida de Bizkaia con 794 y de Gipuzkoa con 760.

En el conjunto de España hacen falta más de 95.000 enfermeros para llegar a los datos europeos y el número de pacientes que tiene que atender cada uno de estos profesionales en el Estado duplica e incluso triplica las cifras recomendadas para poder garantizar la calidad y seguridad asistencial.

El presidente del Consejo General Enfermería, Florentino Pérez, ha presentado en una rueda de prensa en Madrid este informe que refleja la «alarmante» falta de estos profesionales en la mayor parte de las CCAA.

«España esta a la cola de Europa en cuanto a enfermeros, y está por encima de la media con respecto a Europa en cuanto al colectivo médico», ha asegurado Pérez, que ha precisado que en Bélgica hay una proporción de 85 % enfermeros frente a un 15 % de médicos (la media europea es de 70 % enfermeros y 30 % médicos), mientras que en España es de 40 % enfermeros y 60 % médicos.

«Lo que no se puede hacer es que todo lo lleven los médicos, como hace España», ha señalado Pérez, que sostiene que se necesitan estos profesionales en los hospitales, centros de salud y centros sociosanitarios de todas las comunidades autónomas, salvo Navarra.

Según el mapa del Consejo, existen graves diferencias entre regiones, lo que pone en cuestión, a su juicio, el principio de equidad en el que se basa el sistema sanitario y así, según sus palabras,»es imposible que se pueda prestar la misma atención con la mitad de enfermeras, como sucede en Murcia o Pontevedra en relación con Navarra».

Pero ¿por qué faltan enfermeras?. Pérez no entiende que el sistema español forme académicamente a enfermeras cuatro años y que luego no se aproveche su formación, porque, según sus cálculos, puede haber unas 15.000 enfermeras que están trabajando fuera de España y que se van porque las condiciones económicas son mejores.

Y ¿por qué hay tantas en Navarra?. Su contestación es clara: «porque las condiciones no son las mismas que en Murcia y Andalucía, por ejemplo». EFE



Dejar respuesta