Las Juntas Generales de Álava han aprobado este miércoles instar a la Diputación Foral a que propicie un convenio entre los bancos y Correos para la colocación en las instalaciones de esta sociedad pública del «mayor número» posible de cajeros automáticos en la zona rural.

La resolución ha sido fruto de una enmienda transaccional de todos los grupos de la Cámara, excepto Vox que ha votado en contra, a una propuesta original del PP.

La resolución busca que, como en otros lugares de España, Correos permita que en sus oficinas los bancos que lo soliciten puedan instalar cajeros automáticos y facilitar así el acceso de los vecinos a los mismos.

En su iniciativa original, el PP recordaba que los vecinos de algunas localidades alavesas tienen que recorrer más de veinte kilómetros para poder retirar dinero de cajeros automáticos y hasta cincuenta kilómetros para realizar alguna operación bancaria.

El texto aprobado pide además a la Diputación que trabaje conjuntamente con las entidades bancarias y las entidades locales para «adecuar espacios municipales para la instalación de cajeros automáticos».

Asimismo, plantean la conveniencia de que la Diputación colabore con las entidades bancarias para la puesta en marcha de un plan de renovación de los cajeros automáticos existentes y, en su caso, la colocación de nuevos.

Por último, las Juntas Generales han solicitado a todas las entidades bancarias que operan en Álava la apertura de una ventanilla en cada oficina que garantice a toda la ciudadanía del territorio, y «de forma preferencial a las personas mayores de 65 años», el servicio presencial durante toda la jornada laboral. EFE



Dejar respuesta