Euskadi no registró ayer domingo ninguna muerte por COVID-19 y por primera vez desde que comenzó la situación de alerta sanitaria no se ha contabilizado ningún contagio nuevo constatado con PCR, lo que mantiene el número de fallecidos en 1.541 y de infectados en 19.833.

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha dado este lunes a conocer los últimos datos de incidencia de la pandemia en Euskadi, en una comparecencia de prensa conjunta con la titular de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, quien ha explicado las medidas sanitarias que se establecerán en la jornada electoral del 12 de julio para prevenir contagios por COVID-19.

Es la segunda jornada en estas últimas semanas en la que no se contabilizan muertes por coronavirus en el País Vasco tras el pasado 23 de mayo. La consejera además ha señalado que por primera vez desde que comenzó la situación de alarma no han fallecido por COVID-19 personas que hayan dado positivo en PCR en los últimos 60 días.

Tras señalar que hay 29 personas ingresadas en UCI, dos más que el día anterior, y que ha habido 5 nuevos ingresos en planta, la consejera ha llamado a «no bajar la guardia» porque sigue habiendo pacientes en los hospitales o en seguimiento desde sus centros de salud, «muchos de ellos infectados hace semanas».

Ayer fuer el primer día durante la alerta sanitaria por COVID-19 en el que las pruebas PCR llevadas a cabo no han detectado infecciones nuevas. Con estos datos, en Álava han dado positivo un total de 3.006 ciudadanos, en Bizkaia 7.610 y en Gipuzkoa, territorio que lleva doce días sin sumar infectados, la cifra se mantiene en 2.313.

En cuanto a las personas recuperadas son ya 16.510, tras haberse curado 11 más en las últimas horas, lo que supone una tasa de curación del 83,2 %. El índice R0, que mide el número de contagios que provoca un enfermo, se mantiene por debajo de 1, en concreto en el 0,68.

La consejera, que ha reiterado que Euskadi va a pedir pasar a la fase 3 de la desescalada desde el próximo lunes, ha precisado que la previsión es que esa fase dure lo mismo que las anteriores (dos semanas), pero ha señalado que las decisiones se tomaran «en función de los datos y la situación». «En el momento actual las cifras son positivas y somos optimistas», ha insistido.

Preguntada por si en los últimos días se han producido focos en algún lugar de Euskadi, al igual que ha ocurrido en otras autonomías, Murga ha explicado que sí que ha habido «algunos contagios intrafamiliares», pero no se han detectado brotes ni contagios en grupos.

En este sentido, ha insistido en que aunque «hoy haya cero casos nuevos» eso no supone que «el virus ya no esté», ya que es posible que haya «casos asintomáticos con riesgo de contagio».

«El momento de luz y calor en el que se está más al aire libre», unido a las medidas de protección individual, hace que «las posibilidades de contagios sean menores», ha señalado la consejera, quien ha advertido de que «una persona puede contagiar a decenas» si se participan en actos multitudinarios y sin precauciones.

En la misma línea, Beltrán de Heredia ha reconocido, a preguntas de los periodistas, que ha habido alguna situación de «aglomeración» en alguna playa vasca este fin de semana provocada porque ha habido algunas personas que «no han atendido a las normas de seguridad sanitaria».

Ha hecho hincapié en que se deben mantener las medidas de seguridad y ha apelado también a la «especial responsabilidad individual para cuidar a los demás».

«Los espacios son lo que son y tienen la capacidad que tienen», ha manifestado la consejera, quien ha dejado claro que si al llegar se percibe que no es posible cumplir con el distanciamiento de dos metros «habría que darse la vuelta», al tiempo que ha pedido que los que acudan los primeros a los arenales que no los ocupen «durante horas y horas».

«Seguir evolucionando bien depende de cumplir las recomendaciones», ha concluido. EFE


Compartir

Dejar respuesta