Los servicios sociales municipales de Vitoria atendieron el año pasado a 16.286 familias, 86 más que en 2017, según la memoria difundida por el departamento de Políticas Sociales y Personas Mayores del Ayuntamiento.


Este documento recoge que el perfil de los atendidos por estos servicios se corresponde a una persona de más de 64 años, con problemas ligados a los mayores como la limitación de autonomía personal y la salud.

Por ello el Ayuntamiento tiene previsto poner en marcha nuevos recursos para atender a estas personas, según ha anunciado en una nota.

El año pasado también se detectó un incremento de los casos de riesgo de desalojo por desahucios y de «procesos de vivienda provisional», es decir, situaciones en las que personas tuvieron que vivir temporalmente y de forma involuntaria con familiares o amistades.

Se registraron asimismo -aunque en menor medida que en los supuestos anteriores- casos de desprotección infantil y adolescente, y situaciones de violencia doméstica y machista, principalmente de maltrato emocional y psicológico hacia las mujeres. EFE


Compartir

Dejar respuesta