foto ajena a la informacion

El programa para enseñar euskera a los reclusos de las tres cárceles del País Vasco se pondrá en marcha este mes tras publicarse la orden en el Boletín Oficial del País Vasco de este jueves.

El Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales ha llegado por primera vez a un acuerdo con el Instituto de Alfabetización y Reeuskaldunización de Adultos-HABE para desarrollar este programa, dotado en 2024 con 100.000 euros.

Incluye la organización, el control, seguimiento y la impartición de cursos de enseñanza del euskera y forma parte del denominado ‘Modelo Penitenciario Vasco’, con el que se persigue la reeducación y la reinserción social de las personas privadas de libertad.

El Gobierno Vasco entiende que el conocimiento del euskera por parte de los internos contribuye a su integración y reinserción en todos los ámbitos ya que les acerca a una parte importante de la cultura de la sociedad vasca en la que conviven. EFE



6 Comentarios

  1. Y luego no hay asistencia para nuestros mayores en las residencias de esta casta política día, hay listas de espera para las consultas médicas, los especialistas , las residencias de tercera edad… Gracias a estos salvapatrias por destinar de nuestro dinero, 100000 euros o más, a «su euskera».
    Los que ya peinamos canas, hemos pagado de nuestro bolsillo clases de euskera porque queríamos estudiar esta lengua sin imposición, sin buscar un puesto en la administración, y no como ahora que año tras año lapidáis ingentes cantidades de nuestro dinero que bien se podría gestionar para cosas infinitamente más importantes y necesarias que mantener en puestos a los perros que ladran los eslóganes de los partidos que les amamntan. El día de las elcciones nos vemos…. AGUR BILDU, AGUR PNV , AGUR.

  2. Bueno, así va quedando la radigrafia de Uskadi. Cargos públicos con delitos de sangre, cargos públicos con pertenencia a banda armada, expresidiarios euskoparlantes, seres de luz de debajo de tarifa paniaguados…el sueño de toda nación próspera.

Dejar respuesta