justicia juez pagar

Los jueces de familia de Vitoria han alcanzado un acuerdo para unificar criterios en relación al intercambio de menores entre progenitores separados en el que, entre otras cuestiones, indican que «las visitas intersemanales de corta duración en todo tipo de regímenes de custodia podrán ser suspendidas durante la situación de alarma» por el coronavirus.

El objetivo es «evitar al máximo los desplazamientos de los menores», según se recoge en el acuerdo de unificación de criterios de los juzgados de Familia de Vitoria en relación con el estado de alarma, donde se remarca que los progenitores deben respetar las normas de las autoridades gubernativas y sanitarias a los efectos de evitar la propagación de virus y procurar un ejercicio responsable de la patria potestad.Por ello emplazan a los progenitores a alcanzar los mayores acuerdos posibles y a hacer uso del «sentido común», teniendo siempre presente que se está ante una situación «excepcional» por «un espacio de tiempo limitado».

Los jueces reconocen que no caben dar «respuestas generales» ni es posible establecer un protocolo para todas las familias».

Sin embargo sí que se fijan algunas cuestiones. Así, si alguno de los progenitores presenta síntomas de contagio o ha resultado positivo, «en interés de los hijos menores», el acuerdo establece que «es preferible que la guarda y custodia la ostente el otro progenitor», por lo que se entiende que «automáticamente concurre causa de fuerza mayor, que suspende provisionalmente las medidas acordadas en la resolución judicial».

Fuera de los casos de síntomas de contagio o resultado positivo, los jueces consideran que «las visitas intersemanales de corta duración en todo tipo de regímenes de custodia , exclusiva y compartida, podrán ser suspendidas durante la situación de alarma, para evitar al máximo los desplazamientos de los menores».

Las visitas de fines de semana alternos en régimen de guarda exclusiva y el intercambio de domicilio de los menores en las custodias compartidas se podrán llevar a cabo atendiendo a las recomendaciones e indicaciones de las autoridades sanitarias.

Respecto a las vacaciones de Semana Santa, el criterio es que se podrán realizar en todo tipo de regímenes conforme establezca la resolución judicial de separación.

El acuerdo también indica que se deberá facilitar el contacto por medios telemáticos entre los menores y sus progenitores.

Finalmente el acuerdo establece que todo lo expuesto carece de «carácter vinculante» y que deben ser las familias las que en esta «excepcional» situación adopten «las medidas vigentes a sus particulares circunstancias».

También exhortan a las familias a que en esas circunstancias eviten colapsar los juzgados con «peticiones banales» que puedan ser solucionadas en el ámbito familiar o a través de sus abogados». EFE


Compartir

Dejar respuesta