71 proyectos vascos para investigar el cáncer de mama

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha reconocido que la covid ha aplazado durante estos meses algunos cribados de cáncer pero ha asegurado que estos «podrán volver en función de la evolución de la pandemia».

Artolazabal ha participado este sábado en el II Congreso Euskadi contra el cáncer para pacientes y familiares organizado en Vitoria por las asociaciones contra esta enfermedad de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, según ha informado en una nota su consejería.

En su intervención ha reiterado el compromiso del Gobierno Vasco con estas asociaciones y con el fomento de la investigación y el avance en los cuidados, las terapias y los cribados.

En este sentido ha reconocido que la pandemia ha aplazado durante estos meses algunos cribados “pero solo» porque en la situación actual «el propio proceso de cribado supone un peligro más inmediato y grave que el riesgo del cáncer», ha explicado. Artolazabal ha añadido que estos cribados «podrán volver en función de la evolución de la pandemia”.

La consejera también ha destacado el trabajo que realizan estas asociaciones. «En casi todas las familias, en casi todas las cuadrillas, en cualquier ámbito, hay personas que se enfrentan ahora mismo al cáncer. Por eso es tan importante, fundamental, la labor de acompañamiento, sensibilización social e impulso de la prevención que realizáis sin descanso», ha reconocido Artolazabal.

En el acto también han estado el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, el diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, y el presidente territorial de la AECC, Patxi Ormazabal. EFE

Osakidetza refuerza turnos ante los retrasos en el cribado del cáncer de mama

Osakidetza ha dispuesto nuevos turnos de trabajo por las tardes y los sábados y ha «optimizado» el sistema de citación para «paliar los retrasos» que la pandemia ha causado en el cribado del cáncer de mama.

Así lo ha anunciado la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en el pleno del control del Parlamento Vasco en respuesta a una pregunta de la popular Laura Garrido acerca del retraso en la citación a las mujeres que deben incorporarse al cribado.

Garrido ha dicho ser «comprensiva» ante el retraso que la pandemia ha causado en la actividad ordinaria de Osakidetza pero ha denunciado que las mujeres que cumplieron 50 el año pasado aún no han sido llamadas cuando la detección precoz de este cáncer puede «marcar la diferencia entre sobrevivir o no».

Sagardui ha reconocido que la pandemia alteró el funcionamiento de la sanidad vasca, donde «salvo lo urgente el resto de actividad se ha visto retrasada», incluidos los cribados, y aún no se ha recuperado el «ritmo normal».

Este mes ha comenzado a citarse a las mujeres nacidas en 1970 y 1971, aunque en el llamamiento se ha «priorizado» a pacientes que tenían «controles intermedios a 6 y 12 meses que ya habían sido llamadas con anterioridad» y a mujeres de entre 40 y 49 años con «mayor riesgo» por tener antecedentes familiares.

Junto con esa «optimización del sistema de citación» -que ha incluido también a mujeres que ya se habían pasado de edad pero tenían pendiente una última mamografía- se han habilitado nuevos turnos de trabajo por la tarde y los sábados para «paliar los retrasos».

Este programa, ha recalcado la consejera, es «una de las prioridades» de Osakidetza y el año que viene se invertirán 4,9 millones en renovar mamógrafos que tendrán nuevas técnicas como la tomosíntesis y serán «mucho más precisos para el diagnóstico».

«Hemos perdido unos meses de trabajo», pero «lo estamos recuperando de una manera rápida y lo vamos a hacer con mayor con más precisión» gracias a los nuevos equipos, ha resumido. EFE

 


Compartir

Dejar respuesta