Los bomberos de Vitoria tuvieron que actuar para rescatar a un gato asustado.

Ocurrió este fin de semana en la calle Hans Christian Andersen.

Había un gato asustado que al ir a recogerlo se cae a una arqueta eléctrica. Al ser una arqueta eléctrica muy profunda, se le hizo  rampa de tablones de madera para que subiera.



1 Comentario

Dejar respuesta