El contenedor marrón no convence en Vitoria

A finales de septiembre anunciaban la llegada del contendor marrón a Vitoria y se explicaba desde el Ayuntamiento, todos los detalles de uso. Pero una sola explicación resulta insuficiente. Continúa el lío.

Que si la tarjeta para abrir, el chip que suena, tipos de bolsas, contenidos, cierres al final de uso. Van a llegar 873 ejemplares. Hay problemas de apertura y, los residuos terminan en otro contenedores distintos al marrón.

Hay críticas ciudadanas hace tiempo, añadimos otra de un ciudadano que expone con buen gusto la necesidad de mejorar la comunicación: «En Lakua ya tenemos los contenedores de orgánico con los que estoy de acuerdo. Pero creo que no habido suficiente información sobre su uso tanto en como abrirlos como lo que hay que echar en ellos y cómo.

Me ha tocado explicarlo en diferentes ocasiones a personas sobre todo mayores».

El Ayuntamiento ha reconocido que va a cambiar la estrategia. 

«Se están poniendo carteles en los portales, que disponemos de dos puntos de información ciudadana, uno itinerante por las tardes y otro fijo en el centro por las mañanas, y que toda la información esta publicada en la web municipal. También hemos utilizado soportes de prensa y radio. Pese a ello, revisaremos la estrategia comunicación para intentar mejorarla», señala en el Buzón.



7 Comentarios

  1. No hay que ser muy listo para saber que esto no va a funcionar, si no somos capaces de meter la bolsita levantar una tapa introducir la bolsita y cerrar la tapa como para usar este engendro marrón que es como descifrar un sudoku.
    Eso si , queda pero que muy requetechuli venderlo dentro de la estrategia green, gastar dinero en el engendro y salir el concejal de turno en la foto y el alcalde explicando en otras ciudades lo wuay del Paraguay que somos.

  2. Si mucha gente deja las bolsas fuera del contenedor, cuando en muchos casos no hay que abrir ni la tapa… Por qué estraña razón estas mismas personas van a utilizar correctamente este artilugio para el que necesitas llevar la tarjeta y hasta utilizar una bolsa especial.
    Una manera más de malgastar dinero

  3. Yo ya no tengo sitio en la cocina para un contenedor más.

    Y además tendré una o dos plazas menos para aparcar en mi zona, ya esquilmada por las ideas faraónicas de este alcalde.

    Ni ganas de seguir reciclando cuando este Ayto sigue sordo, ciego, mudo y de brazos caídos para acabar con la legión de cerdos que nos invade.

  4. va a controlas qque tiro a la basura tu
    agenda 2030 no tendras nada estaras controlado hasta lo que piesas y si mo nos gusta ye bloquearemos como a los camioneros canadienses

  5. Los contenedores son un problema de espacio y molestan mucho. Si a eso añadimos los ruidos que los vecinos sufrimos por el horario de sus recogidas pues se te quitan las ganas de reciclar. Por cierto, a mi nadie me paga por reciclar envases que me cobran en la tienda.

Dejar respuesta