El transporte público de viajeros en Euskadi entró ayer lunes, con la fase 3 de la desescalada, en una senda de recuperación de la normalidad en cuanto a aforo y servicios, restablecidos prácticamente al cien por cien en el caso del ferroviario pero con algunas salvedades y diferencias en la movilidad en autobús. Vitoria está en la cola.

En todos los operadores es obligatoria la mascarilla para los usuarios mayores de 6 años durante todo el trayecto, incluidas estaciones y paradas, y ya no hay restricciones de aforo en ningún transporte público.

Los únicos servicios que no se prestan todavía, son los nocturnos. Eukotren ya ha recuperado, desde este pasado sábado, día 6, la totalidad de sus servicios de ferrocarril, metro y tranvías (en Bilbao y Vitoria), incluidos los de fin de semana y festivos, y desde hoy, ha puesto en vigor los horarios de verano.

Metro Bilbao recuperó el día 1 de junio sus frecuencias y horarios habituales para los días laborables, y durante los fines de semana la compañía ferroviaria intensificará las frecuencias. Cercanías Renfe por su parte tiene desde el 11 de mayo el cien por cien de los servicios.

En cuanto al transporte público en autobús, la red foral guipuzcoana Lurraldebus ofrece desde hoy todo el aforo de los asientos de sus vehículos, pero para los viajeros que van de pié aplica la restricción de dos personas por metro cuadrado. Para ello, refuerza con un segundo autobús los servicios más demandados, los de «horas punta», y mantiene reducidos al 80 % los de las «horas valle».

Bizkaibus ofrece desde el 11 de mayo la totalidad de frecuencias y servicios. Las líneas de transporte interurbano por carretera de Álavabus siguen con una oferta cercana al 70 % de una jornada habitual, que irá incrementando progresivamente.

En cuanto a las capitales vascas, las compañías municipales de autobuses han encarado la vuelta a la normalidad con diferencias:

En Vitoria, Tuvisa es el único operador con servicios en torno al 60 % de media y fuentes municipales han explicado a EFE que «descarta recuperar al cien por cien su oferta a corto plazo». 

Bilbobus funciona «prácticamente al cien por cien» desde el 1 de junio.

DBus en San Sebastián trabaja también a como antes del covid-19 y monitoriza los vehículos de alta ocupación con el fin de asignar refuerzos en aquellas expediciones que fueran necesarias, además de activar al completo la flota de articulados para reducir el nivel de ocupación y aumentar la distancia entre usuarios, informa EFE.


Compartir

5 Comentarios

  1. Y no se les caera la cara de verguenza, noooo….en esta ciudad también se pagan impuestos señor alcalde….que digo yo!! ..No sera que tiene mucho incompetente con unos sueldos muy por encima de lo que merecen y lo tenemos que pagar los ciudadanos,reflexione un poco de vez en cuando que no viene mal.
    Por cierto,ya hemos visto que ustedes tambien arriman el hombro en la reunion mantenida para bajarse algo los sueldazos que tienen…sois unos fenomenos,espero que en las urnas se pague todo esto,ya que no solo es por el transporte publico,esta dejando esta ciudad hecha una m…..que lo sepa.

  2. No nos enfrentemos los ciudadanos ni siquiera verbalmente, unámonos, y despreciémosles al verles. Démosles la espalda . Señores ciudadanos en esto no hay siglas, mira que bien seos ponen de acuerdo para no bajarse los sueldos, para subirlos , para mantener todos sus beneficios, mientras hacen una representación tras otra cuando hay cámaras de por medio. Ya basta de teatro!!! Mucho de izquierdas, de centro , de derechas , nacionalista, no nacionalista, verde, rojo….sois el mismo perro con distinto collar!!! Más os valía haber salvado a nuestros ancianos que los habéis abandonado a la muerte en las residencias Para ellos no había dinero!!! pero para vuestras mierdas y patochadas enseguida creáis partidas presupuestarias. La ciudadanía no olvida y como dice el refrán a todo cerdo le llega su San Martín. Salud

  3. Al PNV nunca le importó Álava, no entiendo aún como hay alaveses que votan a este partido, es más Álava se debería de separar de Vascongadas y ser comunidad independiente como Navarra o La Rioja. Ahora a disfrutar lo votado que ya no vale quejarse.

Dejar respuesta