La pasada primavera se celebraron en Euskadi 1.794 bodas, cifra que casi cuadriplica los enlaces del mismo periodo del año pasado (+286,6 %), aunque entonces se vivieron las restricciones más estrictas para contener la pandemia de la covid-19.

Sin embargo si se compara con el segundo trimestre de 2019, antes de la crisis sanitaria, hay un descenso del 17,4 % en el número de matrimonios, lo que indica que no todos los matrimonios aplazados en 2020 se han recuperado en este año, según ha informado este martes el Instituto Vasco de Estadística, Eustat.

Entre abril y junio -mes que concentró el 46,1 % de los enlaces del trimestre- hubo 249 bodas en Álava, 637 en Gipuzkoa y 808 en Bizkaia, mientras que 100 matrimonios fijaron su residencia fuera de Euskadi.

Del total de los matrimonios, 1.719 fueron heterosexuales y 75 entre personas del mismo sexo (53 entre mujeres y 22 entre hombres). El porcentaje global de bodas civiles fue del 92,5 %.

El 81,5 % de los esposos (1.362 hombres) se casaron por primera vez, mientras que 16 viudos y 293 divorciados volvieron a contraer nupcias. En el caso de las mujeres, 1.439 esposas (83,2 %) celebraron su primer matrimonio y 15 viudas y 276 divorciadas volvieron a formalizar su relación.

Por edad de los cónyuges, el 91,6 % de los hombres y el 85,8 % de las mujeres tenían más de 30 años, porcentajes inferiores a los del segundo trimestre de 2020, cuando la proporción fue de 92,2 % y 87,4 %, respectivamente.

El 11,2 % de los recién casados entre abril y junio y el 16,4 % de las recién casadas tenían nacionalidad extranjera, un 7,8 % y un 9 % menos que en la primavera del año pasado. EFE


Compartir

Dejar respuesta