Urkullu quiere resolver el
foto irekia

La XII legislatura vasca concluye el próximo martes con la aprobación en el Parlamento de 52 leyes, entre las que destacan las de Educación, Empleo, Renta de Garantía de Ingresos (RGI), Memoria Histórica y Transición Energética y Cambio Climático.

La Cámara de Vitoria quedará disuelta el 27 de febrero, cuando se publicará en el Boletín Oficial del País Vasco el decreto del lehendakari de convocatoria de las elecciones autonómicas del 21 de abril.

Con una cómoda mayoría parlamentaria, PNV y PSE han logrado sacar adelante prácticamente todas las leyes que el Gabinete de Iñigo Urkullu se fijó al inicio de la legislatura y la mayoría de ellas han contado con los apoyos puntuales de algún grupo de la oposición.

Del calendario legislativo comprometido, una de las principales normas previstas que se ha quedado fuera es la de Transparencia, cuyo proyecto de ley fue aprobado por el Gobierno Vasco a finales del pasado mes de noviembre aunque la convocatoria de las elecciones deja este texto sin completar su tramitación.

Se trata del tercer intento fallido en las últimas tres legislaturas para regular mecanismos que garanticen la transparencia en la administración vasca.

Los acuerdos con la oposición en torno a las leyes presupuestarias solo fructificaron con las cuentas públicas de 2022, cuando el Gobierno llegó a un acuerdo con EH Bildu, que se abstuvo. El resto de los presupuestos únicamente contaron con el respaldo de PNV y PSE.

Tampoco la ley estrella de la legislatura, la de Educación, concitó apoyos al margen de los socios de Gobierno. El debate de esta normativa comenzó con buen pie, con un pacto entre PNV, PSE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, pero según pasaron los meses se fueron sucediendo las discrepancias y finalmente la coalición abertzale y la morada se descolgaron y votaron en contra.

Los acuerdos llegaron unas veces con EH Bildu, otras con Elkarrekin Podemos-IU y las menos con ambos grupos. Con el PP no ha habido tantos consensos en las leyes, aunque sí alguno como en la Ley de Movilidad Sostenible y la ley de Protección de Animales Domésticos.

Por ejemplo, la Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos y para la Inclusión y la de Juventud fue apoyada por los socios PNV y PSE y por Elkarrekin, mientras en la de Transición Energética a los partidos del Gobierno se unió EH Bildu.

Y una de la leyes que tuvo un amplio consenso fue la de Memoria Histórica (PNV, PSE, EH Bildu y Elkarrekin), al igual que la Ley de Infancia y la Ley Trans (a esta última también su sumó Cs).

La Ley de Cooperación suscitó un respaldo aún mayor ya que solo votó en contra Vox.

Entre las 52 leyes aprobadas también figuran las de Personas Consumidoras, Aportaciones, Agencia Vasca de Reinserción Social Aukerak, Medidas para la Gestión de la Pandemia, Empleo Público vasco, Acceso y ejercicio de profesiones de la actividad física y del deporte, Desarrollo Rural, segunda modificación de la ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres, Lugares o centros de culto y diversidad religiosa y Salud Pública. EFE



Dejar respuesta