foto EVE

La oposición ha intentado este jueves que el Parlamento Vasco se posicionara a favor de paralizar la tramitación de nuevos proyectos de parques eólicos en Álava impulsados por el Gobierno de Iñigo Urkullu, una demanda que no ha tenido éxito al ser rechazada por la mayoría de votos que suman el PNV y el PSE.

EH Bildu ha impulsado en el pleno de la Cámara el debate sobre el futuro energético a través de una moción en la que, entre otros puntos, solicitaba al Gobierno Vasco la suspensión de las tramitaciones de los parques eólicos en marcha, al menos hasta que se apruebe el Plan Territorial Sectorial (PTS) de Energías Renovables que sustituya al vigente desde 2002.

Esos parques son los que el Gobierno Vasco quiere instalar en Álava, concretamente los de Iturrieta, Arkamo, Labraza y Azazeta que se han proyectado conjuntamente por el organismo público Ente Vasco de la Energía (EVE) e Iberdrola a través de la sociedad público-privada Aixendar.

La iniciativa de EH Bildu ha concitado el apoyo de Elkarrekin Podemos-IU, que ha firmado una enmienda transaccional con la coalición abertzale, pero que ha sido rechazada al votar en contra PNV y PSE. El grupo PP+Cs ha votado a favor.

También EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU han respaldado la enmienda del PP+Cs en la que defendía la paralización de los parques eólicos, pero al igual que la anterior ha sido tumbada por PNV y PSE.

El Parlamento sí ha aprobado la enmienda de los dos partidos socios en el Gobierno Vasco, con sus únicos votos, en la que ha reafirmado su apuesta por las renovables y ha instado al Ejecutivo a que acelere el proceso de aprobación del plan PTS con todas las garantías ambientales.

El partido de extrema derecha Vox ha votado en contra de las tres enmiendas, aunque se desconoce su posición en este asunto ya que su única parlamentaria, Amaia Martínez, no ha intervenido en el debate.

En lo que sí han coincidido los grupos es en la necesidad de aprobar el PTS para impulsar las energías renovables ya que en la actualidad únicamente suponen menos del 10 % del consumo energético en Euskadi.

El parlamentario de EH Bildu Mikel Otero ha reclamado una apuesta ordenada y responsable de este tipo de energía que tenga el mayor consenso político, social e institucional, una dirección pública y equilibrio territorial, y ha rechazado proyectos, como los de Álava, que se sitúan en zonas protegidas o de especial conservación.

En la misma línea se ha expresado David Soto (Elkarrekin Podemos-IU), que ha pedido además que las licitaciones de proyectos incluyan cláusulas sociales y ambientales, y ha denunciado los oligopolios energéticos y un modelo «depredador» que ocupa cientos de hectáreas de suelo rural y zonas protegidas.

Muriel Larrea, en representación del PP+Cs, ha defendido la energía renovable pero «no en cualquier lugar, de cualquier modo y a cualquier precio» porque «industrializar cumbres» y espacios protegidos es incompatible con el desarrollo sostenible.

Sobre los parques eólicos proyectados en Álava, Unai Grajales (PNV) ha dicho que «no es aconsejable» la paralización de estos proyectos que están sujetos a los controles ambientales y urbanísticos correspondientes.

Alberto Alonso, del PSE, ha defendido también la instalación de los parques eólicos porque «no hay tiempo que perder» para el impulso de las energías renovables porque Euskadi está en situación de «emergencia climática». EFE


Compartir

3 Comentarios

  1. El PNV es a IBERDROLA, como IBERDROLA al PNV. Hay que asegurarse puestos de trabajo muy bien remunerados para cuando los echen de la política.

  2. TODO sería mas facil si al parlamento vasco en vez de los parlamentarios del pnv y pse y…. a los del pp (que ahora les toca gritar) fuera el consejo de administración de IBERDROLA… que son a los que hay que decirles las cosas…. pero eso a los ciudadanos parece que no les importa……. a no ser que su chalet o casa en le pueblo le afecte estos proyectos PERSONALES….

Dejar respuesta