El proyecto Basquevolt para fabricar baterías eléctricas en estado sólido se pondrá en marcha en 2027 con una producción estimada de 10GWh, una inversión de 700 millones de euros y una creación de empleos directos superior a los 800 puestos.

Basquevolt, que aspira a convertirse en líder europeo en baterías de estado sólido, está impulsado por el Gobierno Vasco y tiene como socios accionistas a Iberdrola, CIE Automotive, Enagás, EIT InnoEnergy y el centro de investigación vasco en almacenamiento de energía y baterías, CIC EnergiGUNE.

Representantes de estas entidades fundadoras, entre ellas la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, han participado este viernes en el Parque Tecnológico de Miñano en la presentación de este proyecto prioritario para el Gobierno Vasco, que lo incluyó en el listado de proyectos «transformadores» enviados a la vicepresidenta Nadia Calviño con el objetivo de recibir Fondos Next de la Unión Europea.

Basquevolt trabaja con la premisa de que las baterías de litio con electrolito líquido «están alcanzando su estado de madurez y de que el próximo avance tecnológico para liberar realmente el verdadero potencial del almacenamiento de energía debe proceder del estado sólido».

Por ello entre sus objetivos iniciales están el desarrollo de celdas prototipo y una línea piloto de producción para 2025, con la idea de comenzar la verdadera producción dos años más tarde. Para 2027 se espera producir 10GWh con una inversión superior a los 700 millones de euros y una generación de más de 800 empleos directos.

Las celdas que se fabricarán en Miñano están pensadas para su uso en vehículos eléctricos, para el almacenamiento estacionario de energía (incluida la hibridación con sistemas de hidrógeno y gas) y para dar energía a dispositivos electrónicos portátiles avanzados, ha informado Basquevolt en una nota.

La empresa se ubicará a escasos metros de CIC EnergiGUNE, que acumula más de 10 años de investigación sobre las baterías de estado sólido. De hecho, la tecnología de Basquevolt se fundamenta en el uso de un electrolito compuesto que está patentado por este centro vasco de investigación.

Esta nueva tecnología «permitirá sobrepasar ampliamente la densidad energética de las soluciones de almacenamiento actuales» por lo que los socios fundacionales aspiran a «convertirse en el líder europeo en baterías de estado sólido».

«La experiencia de las compañías que conforman el grupo inicial de inversores permite asegurar que Basquevolt esté en una posición competitiva muy importante tanto en la carrera de las baterías, donde se abren además importantes posibilidades de colaboración, como en la industria del almacenamiento, que es clave para poder avanzar en la transición energética», continua el comunicado. EFE



4 Comentarios

  1. habría que aumentar el impuesto de circulación a todo vehículo que no sea híbrido o eléctrico, si queremos economía circular. Si hacemos todo con productos que solo se compran en el exterior y son para exportar como hace Mercedes tendremos los problemas de siempre

  2. Estas cosas SON las que hacen falta , y no tanto politico- funcionario en este país !!
    Y en lugar adecuado como el parque tecnológico …
    Bravo

Dejar respuesta