El ´jefe de sala´ de restaurante más envidiado… ¡Está en Vitoria!

0
Master
entreseccion_noticia

Absolutamente merecido. Jon Santxotena, director de sala de un restaurante. En su The Bost, de la calle Florida de Vitoria.

Antes pasó por el Portalón. Y siempre deja huella. Un trato exquisito y siempre recomendando, atreviéndose a dar sugerencias, para señalar sus mejores platos. Nunca se equivoca.

Y pocos se atreven a «mojarse».

Quienes le conocen, lo saben. El genio del trato culinario en nuestra ciudad. Y apoyado por una gran cocina. 

Hoy, la Consejera Sonia Pérez Ezquerra ha presentado hoy la jornada «Los retos de la sala. Claves de futuro desde la sensibilidad vasca” organizada por el Departamento de Turismo, Comercio y Consumo.

Tras su intervención ha tenido lugar la mesa redonda con Asun Ibarrondo, Premio Euskadi de gastronomía a la mejor dirección de sala; Jon Santxotena,  responsable de sala en The Bost.

Estaban también, José Antonio Ramos, director de sala de Berria, y la periodista gastronómica Ana Vega Biscayenne como moderadora.

Como ha analizado Sonia Pérez Ezquerra, la gastronomía, sus profesionales de cocina y de sala y todas las industrias auxiliares, así como el sector primario que nos provee de producto de calidad y kilómetro cero, constituyen un ecosistema que además de ser elemento de identidad, es referencia internacional y uno de los principales atractivos turísticos de Euskadi.

Por ello, ha explicado la Consejera “la apuesta de este Departamento es seguir reforzando la enogastronomía como uno de los ejes estratégicos del desarrollo turístico”.

“De hecho, la gastronomía es a día de hoy la segunda motivación principal más demandada por los turistas que visitan Euskadi por ocio. Más de la mitad de los visitantes que acuden a Euskadi lo hacen mayoritariamente por conocer nuestras ciudades (city breaks) y por nuestra gastronomía”.

Ante el ya reconocido papel de los cocineros, la Consejera ha destacado el de “muchos otros profesionales de la gastronomía y la hostelería trabajan día a día sin que seamos conscientes de la relevancia de su labor. Y este es el caso del profesional de sala”.

“Es preciso demandar que de manera activa la labor de maîtres, camareros, sumilleres y jefes de sala se reivindique. Que tengan un reconocimiento y protagonismo que estén a la par del que han logrado los cocineros. Debemos recuperar la dignidad de un trabajo que ha perdido el prestigio que tuvo en el pasado”.

Compartir

Dejar respuesta